Teba y Campillos volverán a salir a la calle si no reciben pronto las ayudas estatales

Estado en el que permanece la MA-6404, cortada a pocos kilómetros del municipio. /Fernando Torres
Estado en el que permanece la MA-6404, cortada a pocos kilómetros del municipio. / Fernando Torres

Ponen de plazo el 21 de este mes para retomar las movilizaciones, que de momento no están definidas

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Han pasado casi dos meses y los vecinos de los municipios afectados por las lluvias del pasado 20 y 21 de octubre siguen luchando por retomar sus vidas. El problema está en que se sienten solos en su labor, ya que todavía no han recibido las ayudas del Estado, y las que sí han llegado de los fondos autonómicos lo han hecho a cuentagotas. Además, esos fondos se están destinando a infraestructuras urgentes y caminos, por lo que falta apoyo en la parte doméstica, donde se concentra gran parte del desastre.

Ante esta situación, los alcaldes de Teba y Campillos (los dos municipios más afectados, a los que le siguen Ardales, Carratraca y otros puntos de la Serranía de Ronda), están moviendo ficha, aunque de momento sin levantar demasiado la voz. Decidieron tener paciencia tras obtener la declaración de la zona como gravemente afectada por emergencia de protección civil (antigua zona catastrófica). Pero desde que el Consejo de Ministros se pronunció, no han visto nada por escrito. De hecho, aún no se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado, por lo que a efectos prácticos es como si no hubiera ocurrido.

Por ello, explica Cristóbal Corral, regidor de Teba, que han dado un plazo de dos semanas más, es decir, hasta el 20 y 21 de diciembre, cuando se habrán cumplido dos meses desde la catástrofe. «Si para ese entonces no han llegado las ayudas volveremos a movernos». Asegura que de momento no tienen claro cómo lo harán, porque confían en que no será necesario. «Repetiremos algunas de las acciones que llevamos a cabo antes, y pensaremos en otras nuevas», apunta.

El pueblo salió a la calle

Teba reunió en las calles de su centro urbano a más de 2.500 personas (un dato nada menor teniendo en cuenta que la localidad tiene censadas a poco más de 3.700 habitantes). La multitudinaria marcha fue el apóstrofe a una semana repleta de cortes de carreteras y otras acciones, como el encierro de políticos y concejales en la iglesia de la localidad. Todo ello convergió en el viaje de 500 vecinos de varias localidades a la puerta del Congreso de los Diputados. (En todas las acciones participaron vecinos de Campillos, donde también hubo un encierro en el Ayuntamiento).

Por parte de Campillos, Francisco Guerrero ya movió ficha esta semana, enviando una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidiendo una reunión urgente. De forma menos directa, Guerrero también recuerda la posibilidad de que el pueblo vuelva a salir a la calle si no obtiene la respuesta esperada por parte de la administración central, ya que «el futuro de la localidad» depende de ello. En la misiva, Guerrero recuerda la gravedad de la situación: «El resultado de esta trágica noche ha sido más de 1.050 viviendas afectadas, más de 500 vehículos siniestrados, daños innumerables en instalaciones públicas, tales como IES Camilo José Cela, Centro de Salud Jerónimo Borrego, Colegio Concertado La Milagrosa, Colegio Público Manzano Jiménez, Guardería Infantil Ocho Lagunas, Instalaciones Deportivas totalmente destruidas, Avenidas Públicas destrozadas. A ello, se añade que las dos fuentes de abastecimiento de agua al depósito municipal sufrieron daños y roturas en sus tuberías, algunas de ellas muy cuantiosas, lo cual generó una nueva crisis, ya que desde el día 22 de octubre el municipio entero se quedó sin agua». Precisamente, los gastos necesarios para reestablecer el suministro potable ya han superado con creces los fondos regionales.

Campillos, explica Guerrero, no ha trazado ninguna línea temporal en la que volver a manifestarse. «No queremos utilizar un tono amenazante». Pese a ello y a que no hay nada organizado a nivel municipal, considera que lo que queda antes de que acabe el año es un plazo suficiente para recibir alguna respuesta.

Desde la Subdelegación del Gobierno en Málaga, explicaron ayer a SUR que las ayudas personales ya se están tramitando, y que en cuanto a las globales, el plazo medio desde que se aprueban hasta que se redacta el decreto es de unos dos meses. «Estamos trabajando en ello dentro de los plazos habituales».

La Junta ejecuta varias obras de urgencia en caminos e infraestructuras dañadas

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio está realizando actualmente obras de emergencias en caminos forestales e infraestructuras de uso público ubicados en montes públicos de las provincias de Málaga, Sevilla y Cádiz, con fin de minimizar los daños causados por el temporal de lluvias del pasado mes de octubre.

Los trabajos, que podrían finalizar este mes de diciembre si se cumplen las previsiones, cuentan con un presupuesto de un millón de euros del Fondo de Contingencia de la Junta de Andalucía, que se ha abierto ante la gravedad de los daños que causó el temporal.

Estas actuaciones se están ejecutando de forma prioritaria en los puntos de mayor riesgo para las personas y bienes, así como en las que se impide o dificulta seriamente el tránsito para los vehículos destinados a la vigilancia o extinción de incendios forestales, con el fin de garantizar la seguridad de los núcleos de población.

Las tareas que se están llevando a cabo se centran en la reparación del firme, aporte de material, limpieza de cunetas, así como en el desbroce y retirada de vegetación. También tienen como objeto la construcción y limpieza de pasos de agua, de losas de hormigón y escolleras, y en la demolición y sustitución de las infraestructuras dañadas. Desde la consejería detallaron ayer desde un comunicado las claves del proceso, en el que apostillan: «Hay que recordar que el mantenimiento de la red viaria de los montes públicos y, por extensión, de todos los terrenos forestales es clave para garantizar el tránsito de las personas en condiciones de seguridad».

Estas actuaciones confluyen con las ejecutadas por la Diputación Provincial de Málaga en los caminos afectados, principalmente en la zona de Ardales y el Caminito del Rey.

 

Fotos

Vídeos