Los tambores de guerra no se apaciguan en el PSOE de Ronda

Valdenebro, a la izquierda, y Aguilera, en las pasadas primarias. :: v. m. /
Valdenebro, a la izquierda, y Aguilera, en las pasadas primarias. :: v. m.

La tensión entre la alcaldesa, Teresa Valdenebro, e Isabel Aguilera, que arrebató el liderazgo del partido a la regidora, crece con la vista puesta en las municipales

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Los tambores de guerra, lejos de apaciguarse en el PSOE de Ronda, suenan cada vez con más fuerza, con la vista puesta en las próximas elecciones municipales que tendrán lugar en 2019. ¿Quién será el candidato o candidata?... Esa es la cuestión. La actual alcaldesa, Teresa Valdenebro, ha mostrado en distintas ocasiones su intención de volver a concurrir a las urnas. Ella está al frente de uno de los dos sectores en los que está dividido el partido. La secretaria general de la formación, la ex alcaldesa Isabel Aguilera, pilotando el otro, quiere que se abra un proceso de elecciones primarias para designar al cabeza de lista, rechazando, por tanto, la designación automática de Valdenebro, una opción que contemplan los correspondientes estatutos en las poblaciones en las que el PSOE está gobernando.

Esta situación ha propiciado el último enfrentamiento público entre ambas partes. El portavoz municipal del PSOE, Alberto Orozco, afín a Valdenebro, denunció que no fue convocado a una reunión de la ejecutiva local que tuvo lugar el 30 de abril, en la que, según confirmó Aguilera, se votó y se aprobó abrir un proceso de primarias. Orozco pidió neutralidad y acusó a Aguilera de incumplir los acuerdos alcanzados, al respecto, con la dirección provincial del PSOE. «La adhesión al proceso de primarias corresponde solo y exclusivamente a la libre voluntad del militante, siendo la adhesión demostrada por la dirección local del PSOE de Ronda una atribución no solo impropia de este órgano, sino un claro ejercicio de influencia en la militancia rondeña, por la que pido, en nombre del grupo municipal socialista de Ronda, respeto», dijo Orozco.

«Voz a los militantes»

Aguilera respondió a Orozco que «por respeto a nuestras siglas y a nuestra militancia, las cuestiones internas del partido deben debatirse en el seno de nuestra organización, no en los medios de comunicación». Se reafirmó en la necesidad de «darle voz a los militantes para elegir a la persona que encabece nuestra lista».

Sobre posibles candidatos (ella no ha mostrado claramente sus intenciones), afirmó que «no pueden presentarse hasta que no sepamos si la mitad más uno de los militantes quieren primarias. Luego, solo necesitan el 5% de las firmas, así que puede haber varios».

Cabe recordar que un grupo de militantes, encabezados por Aguilera, mostró su descontento con Valdenebro, como secretaria general y como alcaldesa, al igual que por su implicación en el caso boda en el que se está investigando un presunto delito de falsedad documental respecto al acta de la boda de la hija de un ex edil socialista. Aguilera arrebató el liderazgo del partido por pocos votos a Valdenebro en las primarias celebradas en diciembre.

Así las cosas, y con algo más de 200 militantes, según confirmó Aguilera, la grieta del partido socialista rondeño parece convertirse en un abismo insalvable.

 

Fotos

Vídeos