El Tajo de Ronda, la obra maestra del Guadalevín

El Tajo, junto al Puente Nuevo, es el mayor reclamo turístico de la ciudad. /Juan Velasco
El Tajo, junto al Puente Nuevo, es el mayor reclamo turístico de la ciudad. / Juan Velasco

El Consejo de Biodiversidad de la Junta de Andalucía se encuentra ultimando el decreto para su declaración como Monumento Natural

MARÍA GARCÍA

No es de extrañar que el Tajo de Ronda, junto con el Puente Nuevo que salva el paso del río Guadalevín, se haya convertido en una de las imágenes más representativas de Andalucía y España para el mundo. De hecho, son numerosos, cada año más, los turistas que se atreven a desafiar al precipicio de la ciudad y conocer de primera mano todo lo que entraña el Tajo rondeño.

Pero, ¿cuál es el origen de esta formación geológica? Según el estudio publicado por el Instituto Pérez de Guzmán por el cuarenta aniversario del centro, habría que remontarse a hace cinco millones de años para marcar el inicio de la erosión de las aguas presentes en la zona.

En el estudio, realizado por los alumnos de la Enseñanza de Adultos bajo la coordinación de los profesores Francisco Marín y Vicente Pimentel y con la colaboración de los también profesores Gerard Sierra y Andrés Rodríguez, se dio a conocer también que el primer geólogo en realizar una explicación rigurosamente científica sobre la formación del Tajo fue el gaditano José Machperson, quien en 1874 publicó 'Memoria sobre la Estructura de la Serranía de Ronda'.

Cimientos socavados

En su publicación Machperson explica que «socavados gradualmente sus cimientos, se desploma por falta de suspensión la coherente roca en espantosa ruina, dando al Tajo ese sorprendente aspecto que presenta cuando se le ve desde el valle. Por un medio kilómetro viene el río encallejonado entre las verticales paredes de la angosta brecha que divide a la ciudad de Ronda en dos porciones. Esta brecha que tiene cerca de ochenta metros de profundidad termina de una forma un tanto brusca ... pero corre apacible por el ameno valle cubierto de árboles frutales que es el principal adorno de la ciudad de Ronda...».

Ahora, cinco millones de años después, el Consejo de Biodiversidad de la Junta de Andalucía se encuentra ultimando el decreto que supondrá la declaración y protección como Monumento Natural del Tajo de Ronda. De esta manera, y después de que hayan pasado unos años desde la solicitud por parte del Ayuntamiento para que se produjera este nombramiento, se reconocerá la notoria singularidad, rareza y belleza por las que merece ser objeto de protección especial el Tajo rondeño.

Asimismo, desde la empresa municipal de Turismo se está trabajando ya en un proyecto que pondrá en valor las laderas de esta formación geológica, uniendo las de poniente con las de levante, y que se completará con la instalación de una pasarela sobre el río, que busca aumentar el circuito turístico de Ronda, proteger el entorno natural y ofrecer una visión distinta de la ciudad del Tajo.

Temas

Ronda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos