El segundo equipo médico en Alhaurín el Grande, una reivindicación estancada

Última manifestación de la plataforma en Alhaurín el Grande. /A. Bravo
Última manifestación de la plataforma en Alhaurín el Grande. / A. Bravo

Los vecinos incrementan sus quejas y el compromiso de la Junta de Andalucía sigue a la espera de reuniones técnicas

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

«Es indignante que tengamos que pasar por esto en Alhaurín el Grande». Mensajes como este se encuentran a diario en las redes sociales. También en el centro urbano de la localidad. Los mayores lo comentan entre ellos, pero todos los vecinos lo saben. «Es una vergüenza», comentan. Se refieren a un hecho que lleva años clamando al cielo: en el centro de salud de Alhaurín el Grande hay turnos con un solo equipo de urgencias, por lo que es habitual tener que darse la vuelta en busca de atención en alguno de los municipios vecinos o conducir directamente al Hospital Comarcal del Valle del Guadalhorce. Esta realidad tenía hasta hace poco menos de un año y medio una consolidada plataforma vecinal plantada frente a esta injusticia, pero desistió y dejó de lado su calendario de movilizaciones por falta de apoyo vecinal. Dejaron la lucha en manos de los políticos, pero el problema sigue estancado en el tiempo.

El segundo equipo médico de urgencias es una de las grandes carencias de Alhaurín el Grande. Así lo reconoce la alcaldesa, Toñi Ledesma, que en declaraciones a SUR asegura que es un problema «que viene de lejos» y que el Ayuntamiento siempre ha tenido en cuenta, cuando la plataforma estaba en la calle y cuando se replegó. De hecho, Ledesma asegura que «en los próximos días» se celebrará una reunión con representantes provinciales de la Junta de Andalucía para «trazar la forma en la que se solucionará el problema». Tan importante es este asunto que el propio presidente andaluz, Juanma Moreno (oriundo de Alhaurín el Grande), se comprometió en su primera visita al municipio a poner soluciones –el compromiso se hizo el pasado 25 de marzo–.

Ledesma asegura que el compromiso de la Junta no es solo con un segundo equipo médico de urgencias para el municipio. «Se ha hablado de otras necesidades que tiene el centro de salud, de otras dotaciones para las que está preparado pero que nunca se han puesto en marcha». Por todo ello, la regidora dice estar «a la espera» del ya mencionado encuentro y considera que la situación está encauzada. En ese próximo encuentro, la alcaldesa confía en que se deje claro «cómo y cuándo» se iniciará el proceso de mejora. Este extremo está a la espera de ser confirmado por la Junta de Andalucía.

Mientras tanto, los miembros de la Plataforma en Defensa de Alhaurín el Grande, observan cómo el panorama sigue «igual» y nada avanza. Rechazan hacer declaraciones a título personal ya que se han «retirado» de la acción social y no quieren «volver al candelero». Los motivos por los que dejaron de lado un ambicioso calendario de movilizaciones, que tenía su punto más álgido en las puertas del Parlamento Andaluz tras varias marchas por el pueblo, fue la falta de presencia vecinal. En su momento lo explicaban sin tapujos: «Hemos visto que la asistencia de vecinos –a las concentraciones– ha ido bajando; nos hemos dado cuenta de que se nos agotan los recursos». «Antes de estrellarnos hemos decidido pasarle el testigo a los políticos; dejamos la plataforma abierta pero cesamos las actividades porque nos estábamos desgastando y parece que a la gente ya no le importa», continuaban los responsables del colectivo.

Ahora, un año y cuatro meses después, son tajantes: «Tenemos lo que nos merecemos». «Intentamos luchar, conseguimos algo, pero no el objetivo; todos pasaron del tema, así que abandonamos». Aseguran que la plataforma ha abandonado las movilizaciones y no tiene previsto volver a convertirse en parte activa del proceso.

Mientras tanto, los vecinos, que son los principales afectados de esta situación, se limitan a desahogarse en Facebook pero luego, como denunciaron en su día y mantienen hoy desde la plataforma, no salen a la calle para luchar más allá del botón de 'me gusta'. En el año 2015, 4.000 personas salieron a la calle para pedir un segundo equipo médico de urgencias, pero después de este éxito social las reivindicaciones se han ido quedando en hechos anecdóticos.