Las vacas del Ayuntamiento de Ronda

Esta administración obtuvo en 2018 alrededor de 25.000 euros por la venta de terneros a mataderos comerciales./Vanessa Melgar
Esta administración obtuvo en 2018 alrededor de 25.000 euros por la venta de terneros a mataderos comerciales. / Vanessa Melgar

El Consistorio de Ronda es dueño de casi 200 reses que pastan en sus montes

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

La obtención de beneficios para los ayuntamientos por el aprovechamiento de sus monte es una vía de ingresos que, dependiendo del municipio, reporta más o menos dinero a las arcas municipales. En el caso del Consistorio de Ronda, 2018 se ha cerrado con cerca de un millón de euros, a los que hay que restar la inversión para mantener este patrimonio; y una parte de esta cuantía la ha aportado la venta de terneros.

Y es que el Ayuntamiento de la ciudad del Tajo es uno de los pocos en la provincia malagueña que cuenta con su propia ganadería, integrada por alrededor de 200 vacas de la raza retinta, autóctona del suroeste de España, muy presente en la Sierra de Cádiz y en la Serranía de Ronda. Las reses se encuentran en los montes de la localidad, alrededor de 4.000 hectáreas en el Parque Natural Los Alcornocales, en el término municipal de Cortes de la Frontera, única población de Málaga que participa de este paraje.

Allí, según explicaron el concejal de Montes, Rafael Flores, y el técnico de esta concejalía, Nicolás de Benito, son dos funcionarios municipales los que están dedicados exclusivamente al cuidado de las retintas. «En 2018 hemos obtenido una cuantía un poco menor», expresó De Benito, al tiempo que concretó que el Ayuntamiento ha ingresado por la venta de terneros en torno a 25.000 euros. «Se venden a mataderos que después comercializan con la carne e incluso la exportan», añadió De Benito.

Esta ganadería surgió en los años ochenta. «Los ayuntamientos de Los Alcornocales, como los de Jerez de la Frontera y Los Barrios, iniciaron un programa de ganadería al que se sumaron Ronda y Cortes de la Frontera. La intención era la crianza y venta de terneros. Posteriormente, estas ganaderías fueron desapareciendo. Solo quedan las de Jerez y alguna más en Cádiz y la de Ronda», explicó este técnico municipal. Destacó que los montes de Ronda son idóneos para la actividad ganadera.

También cerdos ibéricos

Además de vaca retinta, el Ayuntamiento también mantiene ejemplares de otras razas, que están en peligro de extinción, como la cárdena y la pajuna. «En este caso, es por conservar la raza, son razas residuales. Con todas, más que los ingresos que reportan, la intención es mantener el monte vivo, limpio, con cierta actividad, lo que ayuda a que haya pastizales que también se arriendan a otros ganaderos», contó De Benito. «Lo que realmente nos da de vivir, si se puede decir así, es el corcho», apostilló éste.

Pero además de vacas, también hay cerdos ibéricos. No son, en este caso, propiedad del Ayuntamiento, pero éste ha recuperado el arrendamiento de parcelas en sus montes para la montanera, para la última fase de crianza del cerdo ibérico en la que éste campa a sus anchas por las dehesas alimentándose de bellotas. «Tenemos dos explotaciones arrendadas con entre 70 y 180 cerdos en total», expresó De Benito. Cortes de la Frontera también está trabajando en este sentido. «Esta iniciativa está dando buen resultado, tenemos cinco meses, desde octubre hasta febrero, aproximadamente, la duración de la montanera, el monte arrendado y nos da unos beneficios de alrededor de 20.000 euros», afirmaron desde el Ayuntamiento. Por ello, la intención es aumentar la extensión de terreno dedicada a la montanera del cerdo ibérico –la Serranía concentra la mayoría de las explotaciones malagueñas– y mantener la cabaña vacuna.

Temas

Ronda
 

Fotos

Vídeos