SUR Ronda

Ronda tratará de reconducir la tramitación del proyecto de la pasarela en el fondo del Tajo

Recreación del proyecto. /SUR
Recreación del proyecto. / SUR

El Ayuntamiento mantendrá una reunión con Patrimonio Histórico, que emitió un informe desfavorable ante el impacto de la infraestructura

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Ronda quiere contar en un horizonte no muy lejano con una pasarela en el fondo del Tajo. El proyecto se presentó hace varios años, de la mano del PA, cuando gobernaba con el PP, pero su tramitación ha encontrado en el camino distintas piedras. La última, un informe negativo de la consejería de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía que argumenta, principalmente, que la infraestructura tendría un gran impacto sobre el entorno en el que se prevé, sobre el conjunto histórico. En general, el Ayuntamiento remitió al Gobierno andaluz un plan director que contempla más de una veintena de medidas en la garganta, entre ellas, la pasarela y un funicular que también ha sido rechazado.

El Consistorio tratará de reconducir la tramitación del proyecto y ha anunciado que mantendrá una reunión con los responsables de dicha consejería. Los distintos partidos políticos con representación municipal, como pocas veces suele ocurrir, cerraron posturas en cuanto a este asunto, a favor de la pasarela. El más crítico fue el portavoz municipal de Alianza por Ronda (APR), Antonio Marín, que dijo que el informe en cuestión es el resultado de «un mindundi» en la Junta que realiza valoraciones «sin ningún rigor técnico». «Vamos a tener que empezar a pensar mal», dijo y añadió: «Esto no es tan difícil de dar».

El portavoz del PP, también en la oposición, como Marín, Antonio Arenas, expresó: «Este proyecto tiene que hacerse sí o sí. Nos sumamos a que este proyecto salga hacia delante, sea cual sea el signo político en la Junta», declaró.

La líder de los andalucistas, Isabel Barriga, subrayó que «es muy triste que un proyecto lleve cinco años y que todo dependa de un simple papelito. Es muy triste que en Ronda, en 30 años, no haya ni una sola infraestructura que merezca la pena», lamentó.

El edil de Obras y Urbanismo, Francisco Márquez, puso como ejemplo que «las torretas eléctricas en el fondo del Tajo no suponen ningún problema», al tiempo que pidió a todos los grupos políticos su apoyo.

El informe de Patrimonio Histórico, entre otras consideraciones, recoge que es necesario, sobre el proyecto, «su reconversión hacia fórmulas más sencillas e integradas, de bajo impacto ambiental y patrimonial, circunscribiendo el recorrido a las cotas más bajas de la garganta (menos visibles desde el conjunto histórico), evitando la conexión entre paredes opuestas». En este sentido, Márquez volvió a recordar que el proyecto ya contó con un informe favorable de la Cuenca Hidrográfica del Sur que apuntaba a una altura mínima de 15 metros ante las posibles crecidas del río Guadalevín.

La pasarela del Tajo ya fue rechazada por la Junta cuando gobernaba el PP en el Ayuntamiento, en minoría. Ésta pidió la realización de un plan director que bajo el gobierno municipal del PSOE, el PA e IU, se le ha remitido, con el resultado del informe negativo. El PP tuvo incluso que devolver el dinero para construirla, en torno a 300.000 euros, de la Diputación, que se comprometió de nuevo a financiar la pasarela siempre y cuando ésta contase con el visto bueno de la Junta.

Con todo ello, la pasarela ya figura en los programas electorales de dos partidos: el del PP y el de APR. La estimación de visitas que se ha realizado es de en torno a 500.000 al año y el proyecto incluye también la puesta en valor de caminos en el fondo del Tajo, y otras mejoras, para crear un gran circuito que vendrá a ordenar la numerosa cantidad de visitas que en la actualidad se producen, muchas en entornos peligrosos.

Temas

Ronda