SUR Ronda

«En Ronda se sabe muy poco de todo ese entrañable mundo que surgió del gran renovador de la enseñanza hispana que fue Francisco Giner»

Antonio Garrido. /V. MELGAR
Antonio Garrido. / V. MELGAR

Constituyen en la ciudad del Tajo un grupo de amigos de la Institución Libre de Enseñanza, impulsada por el rondeño

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Un colectivo ha impulsado en Ronda la constitución del Grupo de amigas y amigos de la Institución Libre de Enseñanza (ILE), impulsada por el rondeño Francisco Giner de los Ríos. El escritor Antonio Garrido es uno de sus integrantes. Éste ha querido tener un recuerdo especial para el pintor y profesor sevillano, afincado en Ronda y que falleció recientemente, Cristóbal Aguilar, por su implicación también en este proyecto.

¿Cómo surge este grupo de amigas y amigos de la Institución Libre de Enseñanza en Ronda y su Serranía?

Lo cierto es que sin ningún propósito anterior, muy espontáneamente. Creo que todo surge a cuenta de la cerámica que dentro de unos días se va a instalar en la fachada del actual colegio de primaria Virgen de la Paz, y que fue sede en tiempos de la República del primer Instituto Nacional de Enseñanza que hubo en Ronda, al que se quiere homenajear ahora, con la desgracia de por medio de la muerte de Cristóbal Aguilar, autor de la obra. En cierto modo, también, ya él tenía pensado algo relativo a la difusión de las ideas y creaciones de Francisco Giner.

¿Cuántas personas engloba?

Por esa espontaneidad de que hablamos, se está en un período de organización y sentando las bases para que las personas interesadas puedan integrarse.

¿En qué proyectos trabajan?

A nivel popular, en Ronda, por centrarnos únicamente en nuestra ciudad, se sabe muy poco de todo ese entrañable mundo que surgió del gran renovador de la enseñanza hispana que fue Francisco Giner. Algo de lo que deberíamos como rondeños sentirnos muy orgullosos. No cabe duda, que algo se ha hecho ya a través del Colectivo que lleva su nombre, pero hay un campo gigantesco en el que ahondar, tratando de todos los ilustres nombres que pasaron por sus centros, de sus ideas, de su influencia en la posterior educación, etc. Difundir un poco todo eso sería lo esencial.

Colocarán una placa para recordar el primer Instituto Nacional de Enseñanza que hubo en Ronda, como ha citado anteriormente, ¿en qué consistirá el acto?

La instalación del mosaico, placa o cerámica, (como es tan rica nuestra lengua cualquiera de esos nombres le cuadra), tendrá lugar el próximo martes día 11, como decimos, en la fachada del colegio Virgen de la Paz, en calle Lauría. Aparte del arte que como todo lo que salió de manos del llorado Cristóbal respira la cerámica, fue también la última que realizó, de las muchas que se pueden contemplar hoy en nuestras calles, un signo más de su labor callada y enriquecedora. El mosaico recuerda que entre 1933 y 1937, hasta que la Guerra vino a paralizarlo y Franco a perseguir a la mayoría de sus profesores, estuvo funcionando allí el Instituto Giner de los Ríos, siguiendo a rajatabla el modelo de los centros de Giner, el Instituto dicho. Un ejemplo en su género.

¿Qué otras acciones llevarán a cabo?

De momento, como comienzo, con mucha modestia y voluntad, lo dicho, también hemos tenido en la televisión local Canal Charry una mesa redonda tratando un poco de todo eso. Y en fin, más que nada esperamos, sin prisas pero tampoco sin largas pausas seguir adelante con el empeño, que lo merece.

¿Qué importancia tuvo la ILE?

Pues total en el aspecto regenerativo de una enseñanza obsoleta y caduca, como era la que en ese siglo XIX tenía lugar en España. Pero más que nada, diríamos que más que todo eso, fue la semilla sembrada de la que participaron lo más granado de la intelectualidad que pasó por las aulas de los centros de la Institución, varios rondeños entre ellos, sin contar al gran propagador que fue luego Fernando de los Ríos, y como ministro del gobierno de la II República el gran papel que desarrolló a su manera, pero dentro de las reglas establecidas por Giner.

¿Cree que en Ronda es una figura algo olvidada la de Francisco Giner de los Ríos? 

Bastante olvidada sí. Como somos tan destructores y desidiosos, tal vez como prólogo a ese olvido local, para el que a nivel nacional puso un camino lleno de pedruscos el franquismo, echamos abajo la vivienda en la que había nacido, algo que dada su figura habría que haber conservado a costa de lo que fuere.

Temas

Ronda