SUR Ronda

Ronda, preparada para su polémica Goyesca fuera de la Feria

Una imagen de años anteriores del ambiente previo a la corrida. /V. M.
Una imagen de años anteriores del ambiente previo a la corrida. / V. M.

Morante y Pablo Aguado lidiarán toros de Juan Pedro Domecq-Parladé esta tarde en el emblemático festejo que su organizador, Francisco Rivera Ordóñez, ha adelantado este año por motivos de cartel

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Ronda ya está preparada para su Goyesca, aunque hoy no es el tradicional sábado de Goyesca. Ese sería el 7 de septiembre, en el marco de la Feria y Fiestas de Pedro Romero, que arrancarán este martes. Este año, la empresa de la plaza de toros, representada en el diestro Francisco Rivera Ordóñez, ha decidido adelantar el mítico festejo taurino, al fin de semana antes de la Feria, argumentando motivos de cartel. Anunció un mano a mano entre Morante de la Puebla y Roca Rey, con toros de Juan Pedro Domecq-Parladé, pero el peruano se cayó el cartel al continuar recuperándose de una lesión. Será sustituido esta tarde por el sevillano Pablo Aguado.

A las 17.30 horas, entrarán los toreros al histórico coso, en carruajes, como habitualmente, y acompañados por la Presidenta y las Damas Goyescas, vestidas con sus trajes típicos. La Goyesca colgó el cartel de no hay billetes la semana pasada.

Normalmente, esta jornada se vive con intensidad en Ronda, por la gran afluencia de público que se desplaza hasta la ciudad del Tajo, para acudir a los toros y también para disfrutar del ambiente, ya que se trata de una cita que trasciende lo taurino y se convierte en un auténtico evento social. En esta ocasión, no se ha especulado con la presencia de personalidades y rostros conocidos.

La decisión de adelantar la Goyesca ha despertado malestar entre la población rondeña, que apuesta por mantener los festejos taurinos ligados a su Feria, que será atípica, ya que también se han cambiado de fecha el concurso de enganches (al sábado 7 de septiembre, el que sería el sábado de Goyesca) y el Ayuntamiento ha organizado, para el viernes 6 de septiembre, una novillada en una plaza portátil que se instalará en el recinto ferial.

A Rivera le han llovido las críticas por esta decisión y éste se ha defendido argumentando que quiere el mejor cartel para la Goyesca. Incluso, la Asociación de Peñas llegó a pedir que fuera declarada persona non grata en Ronda. La polémica, previsiblemente, continuará en años venideros: el Ayuntamiento quiere mantener la Feria en su fecha, la primera semana de septiembre; y Rivera, celebrarla, como dijo, «lo más pegada a agosto posible».

Temas

Ronda