Ronda afrontará otro verano sin ejecutar una nueva piscina pública

La piscina de Padre Jesús./Vanessa Melgar
La piscina de Padre Jesús. / Vanessa Melgar

El proyecto es uno de los más demandados por los vecinos ante las deficiencias que presentan las instalaciones de la barriada de Padre Jesús

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Otro verano más sin una nueva piscina pública. Así afrontarán los vecinos de Ronda la próxima llegada de las altas temperaturas, un municipio que necesita renovar estas instalaciones ante los déficits que presenta el espacio situado en la barriada de Padre Jesús, un equipamiento obsoleto, con problemas estructurales, malos accesos y otras deficiencias que no convierten a la zona precisamente en la más ideal para disfrutar de la ansiada temporada de baños y que tampoco ha contado, por ello, con la gran aceptación de los rondeños.

Ante esta situación, desde hace años, los distintos responsables municipales al frente del gobierno del Ayuntamiento han querido impulsar la construcción de una nueva piscina, debido a la gran demanda que existe por parte de los rondeños, sobre todo, desde que se cerrase, por problemas estructurales, explicaron desde el Consistorio entonces, la popular piscina que se ubicaba junto a la avenida de Málaga.

Además, muchos son los rondeños que comparan la situación, en este sentido, de la ciudad del Tajo, con casi 35.000 habitantes, con la de pueblos como Alpandeire o Parauta, situados en su entorno y con algo más de 250 vecinos, en ambos casos, e instalaciones que han sido renovadas. A estas piscinas se desplazan los vecinos de Ronda en verano, que también disponen de esta opción de ámbito privado.

El actual tripartito, que está a punto de finalizar su mandato, anunció el proyecto de una nueva piscina pública como una de sus principales actuaciones. De hecho, el proyecto fue redactado por profesionales contratados con planes de empleo de la Junta de Andalucía y la inversión necesaria se cifró en alrededor de 4,5 millones de euros.

La actuación contempla dos nuevas piscinas, una al aire libre, dedicada a la temporada de baños, y otra cubierta, para el resto del año. Ambas se situarían en la Ciudad Deportiva, para completar así el equipamiento de este espacio que cuenta con una pista de atletismo y un campo de fútbol, además de gradas y vestuarios, entre otros. La intención del Consistorio rondeño era afrontar la ejecución del proyecto en distintas etapas.

Falta de financiación

Según explicó la concejala de Deportes, María José Sánchez, no ha sido posible completar la financiación necesaria. Ya la alcaldesa, Teresa Valdenebro, habló de la necesidad de en torno a 600.000 euros para ello. Las aspiraciones del tripartito eran poder destinar fondos municipales procedentes del superávit que ha cosechado en el cierre de las cuentas municipales aunque, al parecer, no ha sido posible. La edil de Deportes y técnicos municipales incluso llegaron a visitar el centro deportivo Inacua situado en la capital malagueña, con el fin de afrontar la redacción del proyecto.

Para la primera fase, el desembolso económico previsto era de cerca de 1,8 millones de euros, para habilitar una piscina de verano para adultos y otra para menores.

De este modo, este proyecto tendrá que esperar al verano de 2020, dada la cercanía de la próxima estación estival y tendrá que ser, previsiblemente, la próxima Corporación municipal, que se conforme tras las elecciones municipales del 26 de mayo, la que afronte la actuación. De hecho, en distintos programas electorales ésta vuelve a figurar.