SUR Ronda

«El PSOE en Ronda está secuestrado a los deseos de alguien que no milita en él»

Teresa Valdenebro, hoy en su despacho. /V. MELGAR
Teresa Valdenebro, hoy en su despacho. / V. MELGAR

La alcaldesa de Ronda denuncia procedimientos viciados y censo inflado y que la formación hace caso omiso a sus denuncias de incumplimiento de los estatutos

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

La alcaldesa de Ronda, la socialista Teresa Valdenebro, ha dicho hoy que su partido, el PSOE, a todos los niveles, hace caso omiso a las denuncias sobre el incumplimiento de los estatutos de la formación que, a su juicio, se está produciendo. La regidora ha explicado que ha trasladado la situación a todos los órganos competentes «por tierra, mar y aire» y que no ha obtenido respuesta, solo «silencio, la bajada de mirada y los hombros encogidos», ha expresado.

Valdenebro, que no ha señalado nombres, se refiere al ex secretario general de la formación, Francisco Cañestro, que tuvo que dejar el cargo al verse implicado en el caso Acinipo, que investiga una presunta trama de corrupción urbanística en el Ayuntamiento de la ciudad del Tajo. Éste motivó, en septiembre de 2009, el registro del Consistorio y la detención de Cañestro, entre otros ediles y del ex alcalde Antonio Marín y otras personas. Actualmente, la jueza encargada del caso ha pedido la apertura de juicio oral y ha citado a declarar, entre otros, a Cañestro por un presunto delito de tráfico de influencias. En 2014, después de que el partido estuviese pilotado por una gestora, fue nombrada Valdenebro secretaria general.

«Siempre he hablado de la situación anormal que vive la agrupación socialista de Ronda, una agrupación que está secuestrada a los deseos de alguien que no milita en el partido socialista, ni de Ronda, ni del PSOE en su conjunto, y que ante todas esas comunicaciones que he hecho no se me ha contestado nada», ha declarado Valdenebro, mientras ha concretado que entre los incumplimientos que denuncia destacan los procedimientos para la elección de la actual ejecutiva local y elecciones primarias para la designación de la cabeza de lista a las próximas elecciones municipales (proceso del que se retiró Valdenebro). «Fueron procedimientos absolutamente viciados desde el principio. En la propia asamblea en la que se eligió la nueva dirección local, y hay pruebas de ello, había gente que no está afiliada, que no pertenece al PSOE, repartiendo votos, haciendo a los compañeros y compañeras que cambiaran el voto cuando ya habían elegido la papeleta que estaba en una habitación en la propia sede. También previamente al proceso de primarias, se infló el censo, quien daba la bienvenida entonces a la sede no está en el PSOE», ha apostillado la socialista.

Valdenebro, en la misma línea, ha indicado que miembros de la dirección provincial y regional «lo han visto de primera mano, también por las redes sociales, lo que está pasando, cuando dan ruedas de prensa en Ronda y ven quién maneja y quién no». La última vez que Valdenebro, que también aseguró que compañeros del PSOE de la Serranía han avalado esta situación, trasladó estos hechos en la reunión del Comité director del PSOE de Andalucía. «A mí se me responde con silencio y no se alude al verdadero problema que yo traslado», ha terminado.

Un partido dividido

En diciembre de 2017, la ex alcaldesa Isabel Aguilera arrebató el liderazgo del PSOE rondeño a Valdenebro, ganando, por un voto (75 a 74) en el proceso abierto para designar a la nueva secretaria general de la formación. De este modo, el partido quedó dividido en dos sectores: con Aguilera al frente de la ejecutiva local y con Valdenebro gobernado en el Ayuntamiento. Posteriormente, Aguilera fue nombrada candidata a las próximas elecciones municipales. Ambas partes, en la actualidad, no mantienen relación. Aguilera justificó su paso adelante para abanderar el descontento, dijo, de militantes socialistas rondeños con la gestión de Valdenebro en el Ayuntamiento y con su implicación en el caso boda, en el que se investiga un presunto delito de falsedad documental en el cambio de fecha de un acta matrimonial de la hija de un ex edil de Valdenebro, que dimitió por estos hechos, para que la joven, según publicó ABC, pudiera acceder a un contrato en el hospital de la Serranía y tener vacaciones, en las que se fue de luna de miel a Nueva York. El caso sigue abierto y entre los investigados se encuentra la alcaldesa, que insistió en su inocencia.

Temas

Ronda