SUR Ronda

El propietario de la Casa del Rey Moro insiste en el que el cierre de la actividad es ilegal

Knie, en el centro, con distintos profesionales con los que trabaja para impulsar el enclave. /V. M.
Knie, en el centro, con distintos profesionales con los que trabaja para impulsar el enclave. / V. M.

El Ayuntamiento ha decretado, para este 22 de abril, la medida ante la exigencia de la rehabilitación del inmueble

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El propietario de la Casa del Rey Moro, en Ronda, el empresario alemán, Jochen Knie, mediante su defensa, el abogado Emilio Moeckel, ha insistido en que el cierre de la actividad del monumento anunciado por el Ayuntamiento es ilegal. Cabe recordar que el Consistorio exige la rehabilitación del inmueble, que no se encuentra en buen estado, y que ambas partes mantienen un conflicto que actualmente está en vía judicial. El Consistorio ha decretado el cierre para el próximo lunes, 22 de abril. La Casa del Rey Moro, un antiguo palacete del siglo XVIII, sobre las Cornisas del Tajo, incluye la vivienda, pero también la Mina, que está declarada BIC y que se puede visitar actualmente, así como los Jardines, que también cuentan con la misma protección.

«La orden de cierre que anunciaba el Ayuntamiento rondeño al propietario de la Casa del Rey Moro obvia el procedimiento obligatorio y legal establecido que consiste en la autorización previa de la consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía para tal efecto», han explicado desde la defensa, al tiempo que han insistido en que se trata de un «atentado a la propiedad y acto de absoluto revanchismo, ya que se ampara en un incidente ocasionado en día de alerta amarilla por fuertes vientos, cuando en el conjunto monumental se soltó un extremo de un andamio que en menos de una hora fue reparado, tiempo durante el cual estuvo cerrado al público».

La propiedad ha anunciado que si se materializa finalmente el cierre, definitivo, «serán nuevamente denunciados los regentes municipales responsables de dicha orden, para que de una vez por todas, se mantenga el orden y la seguridad jurídica y evitar que la administración pueda prescindir de la legalidad establecida, movida por otros intereses que no sean los generales».

Hace algo más de un año, la propiedad ya denunció a la alcaldesa de Ronda, Teresa Valdenebro, el edil de Obras y Urbanismo, Francisco Márquez, y la edil de Turismo, Isabel Barriga, por presunta prevaricación, al decretar el cierre cautelar de la actividad. Igualmente, el Ayuntamiento también se estaría defendiendo en la vía judicial.

Knie compró en los noventa la Casa del Rey Moro con el propósito de habilitar una hotel, un proyecto que nunca vio la luz. Firmó un convenio con el Ayuntamiento por el que él se comprometía a rehabilitar la Casa y la administración local, a promover, mediante la calificación del su elo, la implantación de este negocio. El convenio fue llevado también ante la justicia que falló a favor del propietario por incumplimiento. Éste insistió en que trabaja en un nuevo proyecto para la Casa (en la Mina se prevé continuar las investigaciones para sacar a la luz nuevos espacios y elementos ocultos), sobre el que no quiso ofrecer detalles. Reconoció que está en mal estado, especialmente el interior, pero aseguró que se han llevado a cabo trabajos necesarios para frenar el deterioro.

Temas

Ronda