SUR Ronda

El profesor que hace ciencia

Naz, en su laboratorio. /V. M.
Naz, en su laboratorio. / V. M.

El docente, entre otros reconocimientos, recibió el premio Bandera de Andalucía por integrar la investigación en el aula

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Física y Química suele ser un hueso duro de roer para la mayoría de los alumnos en la etapa del instituto, pero en Ronda, el profesor cordobés Marcos Naz ha conseguido que la asignatura sea mucho más llevadera e incluso, motivadora. Este docente, que imparte clases actualmente en el IES 'Martín Rivero', ha logrado integrar en el aula la investigación, hacer ciencia, como él mismo definió, gracias a su formación previa como investigador y a su amor por la ciencia. Sus alumnos han participado en distintos concursos y han conseguido importantes reconocimientos con proyectos relacionados con el riego con agua de lluvia o el reciclaje, entre otros. Él también acumula distinciones, como la Bandera de Andalucía, entregada por la Junta de Andalucía a nivel provincial, que recibió con motivo del pasado 28 de febrero. Ha trabajado, durante ocho años, en el Instituto de Investigaciones Químicas (IIQ) del CSIC, en Sevilla, y colaborado en esta parcela con empresas como Repsol. «Cuando hacía investigación comprendí el método científico y me di cuenta de que no me habían formado como deberían haberlo hecho. Cuando acabé la universidad, trabajé en empresas, pero hasta que no pasé a la investigación científica en Sevilla, no comprendí que se pueden hacer cosas para ayudar a la sociedad, crearlas...», dijo Naz.

En esta época reconoció que ya tenía vocación educativa. «En Sevilla era yo quien me encargaba de enseñar las instalaciones, por ejemplo», bromeó. Y decidió ser profesor. Tras pasar por otros centros, al llegar a la ciudad del Tajo, propuso a sus compañeros, en materias complementarias, que los alumnos hiciesen sus propias investigaciones. «Hay materias que se tienen que impartir como se imparten, pero hay otras en las que el sistema nos permite desarrollar competencias clave como la expresión lingüística, la creatividad...», afirmó Naz.

Ahora trabaja de manera interdisciplinar con alumnos de 1º de la ESO (imparte clases en todos los niveles): «Conmigo hacen experimentos con juguetes; con la profesora de Matemáticas, hacen mediciones; con la Informática, sus tablas;y con la de Lengua, preparan las exposiciones... esto lo hacemos en una asignatura en la que en otros centros se dedican a hacer fichas de repaso, que también están muy bien», mantuvo, al tiempo que también señaló la investigación de otro alumno que en Educación Física, ante la hipótesis del aumento de las frecuencias cardíacas, está midiendo éstas para sacar sus conclusiones. Otros proyectos miden las temperaturas en el aula, en relación con el aislamiento de estos espacios.

A Naz casi no le quedan concursos a los que llevar a sus alumnos. Ganaron en la Feria de la Ciencia de Sevilla y ahora preparan un proyecto para colaborar con la universidad. Este docente se siente especialmente orgulloso de hacer lo que le gusta: poner en práctica la ciencia y enseñar, al tiempo que despertar vocaciones entre sus alumnos.

Temas

Ronda