Los productores de castañas prevén una campaña baja por la falta de lluvias en Ronda y la Serranía

Ya se están recolectando variedades extra tempranas, aunque no la pilonga, que la mayoritaria. /VM
Ya se están recolectando variedades extra tempranas, aunque no la pilonga, que la mayoritaria. / VM

Aunque las últimas precipitaciones ayudarán a engordar el fruto, el sector espera recoger solamente entre 2,5 y 3 millones de kilos

VANESSA MELGAR

Las últimas lluvias que han dejado importantes registros en Ronda y la Serranía remediarán, aunque solo un poco, la situación a la que se enfrenta la castaña, cuya producción se localiza en la provincia de Málaga principalmente en el Valle del Genal. En total se estima que existen en torno a 4.000 hectáreas de este cultivo, incluyendo también otros puntos como la Sierra de las Nieves. Según explicó el representante de este sector de COAG Andalucía, Francisco Boza, también castañicultor, se prevé este año una campaña entre media y baja, es decir, que las estimaciones apuntan a que se cosecharán entre 2,5 y 3 millones de kilos de este fruto.

«Ha sido un año de sequía. Se prevé una cosecha entre media y baja, sin el gran calibre, que es el normal, en nuestras variedades, debido a la sequía. No obstante, estas últimas lluvias paliarán un poco la situación, engordando la castaña de las variedades más tardías, sobre todo la pilonga», explicó Boza, refiriéndose a las escasas precipitaciones que se han producido durante el resto del año. Así las cosas, los productores no están precisamente contentos, en vísperas de que comience la recogida. De hecho, ya se están obteniendo castañas de las variedades extra tempranas con las que cuenta la zona. La pilonga es la estrella, que se comenzará a recolectar un poco más tarde en el Genal, el espacio líder en la provincia en cuanto a este fruto y en Andalucía y cuarto en España, por detrás de Galicia, El Bierzo y Aracena, por ese orden.

El año pasado, el Genal tuvo una campaña muy buena, por las lluvias que se produjeron en la primavera, por lo que se batieron récords y se lograron en torno a cinco millones de kilos, pese a que las precipitaciones de octubre provocaron pérdidas de alrededor del 10% en total de la producción. Los precios se situaron en 1,60 euros el kilo en almacenes. La mayoría de la castaña andaluza, del Genal y Aracena, se destina a la exportación, principalmente, a Italia, y a su consumo en fresco.

Se calcula que existen en torno a 1.500 familias en el Valle del Genal, que alberga 15 pequeños municipios, que viven de la castaña. Aunque es difícil conocer qué movimiento económico genera este cultivo, se ha señalado en ocasiones que pasa por los diez millones de euros.

La avispilla

La sequía preocupa este año, pero también, y mucho, la avispilla. La plaga, procedente de China, llegó hace varios a los castañares de Málaga (se detectó por primera vez en 2014, en Ojén). Los productores siguen reclamando que se hagan sueltas generalizadas de un insecto que la combate y no experimentales, como se han realizado hasta ahora. Boza señaló que ya se han producido pérdidas en las variedades extra tempranas y tempranas y que la afección no es tan mayor en el caso de la pilonga. «Aunque la variedad principal está afectada y el problema va a más, aún no es significativa la pérdida de producción», argumentó el representante de COAG Andalucía.

En este sentido, indicaron desde este ente que el sector está a la espera del desarrollo de una reunión, fijada para este mes de septiembre, recordó Francisco Boza, con el Ministerio de Agricultura, que será «decisiva para el futuro de la plaga». «Tienen que confirmarnos que los trámites para legalizar el uso del Torymus (el insecto que combate a la avispilla, también una especie extranjera, por lo que se estudia su impacto) están en su fase final», dijo Boza, por lo que, con ello, deseó que los castañicultores puedan realizar sueltas a nivel particular y con independencia de las que lleva a cabo la Junta de Andalucía, a partir de la primavera de 2020, «con el fin de mitigar lo antes posibles los efectos de esta plaga».