Productores y alcaldes critican el retraso en la suelta del depredador de la avispilla

Los productores temen pérdidas de hasta el 80% y reclaman soluciones para frenar la plaga. /Vanessa Melgar
Los productores temen pérdidas de hasta el 80% y reclaman soluciones para frenar la plaga. / Vanessa Melgar

El sector advierte de que se reducirá la eficacia de la medida y la Junta acusa al anterior Gobierno de no reservar fondos para llegar a tiempo

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

ue en 2014 cuando se detectó por primera vez la avispilla del castaño en la provincia de Málaga. Fue en Ojén y los productores de este fruto prácticamente desde entonces reclaman soluciones a las administraciones con el conocimiento de las consecuencias que la plaga de este insecto, procedente de China, ha causado en otras zonas de Europa. Sin embargo, de momento, solo se han llevado a cabo sueltas experimentales del depredador que la combate, el Torymus sinnensis, mientras que el sector viene reclamando que esta acción sea generalizada. Al tratarse de una especie exótica, su comercialización no está permitida, por lo que es necesario la autorización del Gobierno central, del Ministerio de Agricultura.

Con el temor de que esta plaga merme hasta en un 80 por ciento la producción de castañas, según las organizaciones agrarias UPA, Asaja y COAG, éstas criticaron ayer la «incompetencia de los responsables territoriales y de la Consejería de Agricultura», ya que ésta no dispone, aseguraron, de fondos para comprar las dosis de Torymus, por un problema burocrático, lo que conllevará el retraso en las sueltas y, por tanto, la reducción de la eficacia de esta medida, coincidiendo con la época de brotación de las nuevas hojas.

Estas organizaciones también criticaron que no fueron, por el anterior gobierno de la Junta de Andalucía, ni han sido, por el presente, reservadas a la empresa suministradora las 670 dosis (134.000 Torymus) que fueron comprometidas por el ex delegado territorial de Medio Ambiente. «No sabemos si la Junta encontrará Torymus, ni cuando llegarán», lamentaron y dijeron que no entienden cómo se puede abandonar el sector de esta forma.

Colaboración económica

Por su parte, ayer los alcaldes de Faraján, Atajate, Jubrique, Cartajima, Genalguacil, Benalauría, Parauta, Benadalid, Pujerra y Parauta también mostraron su malestar por la situación, en una reunión mantenida en Pujerra, y explicaron la castaña constituye una fuente de ingresos para las economías de esta zona de la provincia, la primera de Andalucía en la producción de este fruto y la cuarta en España. En el Valle del Genal existen alrededor de 4.000 hectáreas dedicadas a este cultivo, a las que se unen alrededor de 500 en la Sierra de las Nieves. Pidieron a las administraciones que continúen, en campañas sucesivas, financiando los Torymus.

El delegado territorial de Agricultura de la Junta, Fernando Fernández, y la diputada provincial de Medio Ambiente de la Diputación, Marina Bravo, comparecieron ayer, ante afectados y alcaldes, en Ronda, para dar cuenta de la problemática. Fernández culpabilizó al anterior Gobierno andaluz de la situación. «Por desgracia no ha habido coordinación a la hora de llegar a tiempo a la suelta», dijo, al tiempo que habló de «dejadez y falta de previsión» del equipo saliente que, subrayó el delegado, se comprometió, en enero, a doblar las dosis de Torymus este año (670 dosis por 140.000 euros, a realizar entre marzo y abril). «No habían hecho ninguna reserva a la única empresa suministradora en Andalucía, ni habían incoado el expediente administrativo para la reserva económica», explicó Fernández, que señaló «mala fe» e «irresponsabilidad» de los anteriores gobernantes andaluces.

Por ello, se ha propuesto que los ayuntamientos colaboren en la compra de Torymus con 7.800 euros cada uno, que se reembolsarán posteriormente por la Diputación, y que se sumarán a los 15.000 que aportará la Junta y otros 15.000 por parte de la Diputación. Fernández, que pidió disculpas y agradeció la colaboración de alcaldes, anunció que ya se está trabajando en la reserva de dosis para el año que viene y en que el Gobierno autorice sueltas masivas de Torymus. Bravo explicó que el gasto total será algo menos de 115.000 euros y que se soltarán alrededor de 500 dosis cuanto antes. «Será una suelta importante», dijo.

Temas

Ronda