Piden el sobreseimiento de la investigación contra la alcaldesa de Ronda en el 'caso boda'

Teresa Valdenebro. /V. M.
Teresa Valdenebro. / V. M.

Un juzgado analiza si hubo falsedad documental en el cambio de fecha de un acta matrimonial de la hija de un exedil para acceder a un contrato y vacaciones

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

La Fiscalía del Área de Marbella ha remitido un escrito al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ronda en el que solicita el sobreseimiento y archivo de la investigaciones contra la alcaldesa en funciones de la ciudad del Tajo, Teresa Valdenebro, en el denominado 'caso boda', en el que se analiza si se cometió un delito de falsedad documental con el cambio de fecha de un acta matrimonial de la hija de un exedil de Valdenebro, José María Jiménez, que dimitió por tales hechos, lo que permitió, según publicó ABC, a la novia en cuestión acceder a un contrato temporal en el Hospital de la Serranía de Ronda y, por tanto, tener vacaciones remuneradas, en las que se fue de luna de miel a Nueva York. La ceremonia civil, oficiada por la regidora, tuvo lugar el 17 de junio de 2017, pero el documento aparece fechado el 21 de junio de 2017.

Junto con Valdenebro, también están siendo investigados en el caso boda el exedil, su hija y su marido, dos funcionarias municipales y un cargo de confianza (jefe del gabinete de Alcaldía). El Fiscal pide el sobreseimiento también para éste último y una funcionaria (secretaria de Alcaldía). En calidad de testigos declararon dos actuales ediles de Valdenebro y también la secretaria municipal.

En el escrito de la Fiscalía, al que ha tenido acceso este periódico, se esgrime que «no ha quedado acreditado que participara (Valdenebro) en las eventuales manipulaciones de los siguientes documentos: documento de instancia matrimonial, documento de pago de tasas y documento de designación de concejal para celebrar el matrimonio». En este último caso, el fiscal precisa que, tras una prueba pericial caligráfica, se determinó que «no fue firmado de su puño y letra».

En segundo lugar, la Fiscalía sostiene que no queda probado que Valdenebro conociera «las actuaciones delictivas encabezas por José María Gil», que sostiene en su declaración que la regidora estaba al tanto.

«Lo que queda fuera de toda duda es que el documento de designación del día 21 de junio de 2017 no está firmado por la alcaldesa y que la firma de la misma ha sido claramente falsificada», argumenta la Fiscalía que mantiene que hay «constancia testifical de la existencia de un escrito de designación de fecha 17 de junio de 2017 en el que la alcaldesa constaba igualmente como oficiante de la boda el cual sí fue firmado por la misma, si bien no consta en las actuaciones, presumiblemente porque fue sustituido por el manipulado». Este escrito relata que Valdenebro no se habría dado cuenta de que la fecha estaba cambiada en el momento que ofició la boda.

En los casos del jefe del gabinete de Alcaldía y de la secretaria de Alcaldía, se argumenta que no queda acreditada su participación en los hechos que se investigan.

Gran polémica

El 'caso boda' generó una gran polémica. El exedil, cuando dimitió, en primer lugar, exculpó a la alcaldesa y dijo que la fecha se modificó por el interés particular de su hija, que quería casarse el 21, pero, al ser un día laborable, familiares y amigos no podían acudir a la ceremonia.

Valdenebro ha mantenido su inocencia desde el principio, argumentando que recayó en que la fecha estaba cambiada. Fue la propia regidora la que puso en conocimiento de la Fiscalía los hechos, mientras que el PP, en la oposición, se personó como acusación particular. El SAS también abrió una investigación.

Varias formaciones políticas pidieron la dimisión de Valdenebro y militantes del PSOE se apoyaron en este argumento, entre otros, para propiciar el cambio de liderazgo del partido, que ostentaba Valdenebro.