¿Qué fue de la pasarela del Tajo?

Parte de las cornisas que se podrán ver desde abajo./Vanessa Melgar
Parte de las cornisas que se podrán ver desde abajo. / Vanessa Melgar

El proyecto para crear la infraestructura en el fondo de la garganta está pendiente del visto bueno de la Junta de Andalucía

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El proyecto para habilitar una pasarela en el fondo del Tajo de Ronda continúa bloqueado. Y es que la actuación, que se presentó en la pasada legislatura, cuando el PA, del que partió la iniciativa gobernaba con el PP, está actualmente pendiente del visto bueno de la Junta de Andalucía, del área de Patrimonio, según explicó el concejal de Obras y Urbanismo, Francisco Márquez. Éste indicó que el Ayuntamiento remitió al Gobierno andaluz y a la Diputación Provincial de Málaga un plan director de actuación en el fondo de la famosa garganta, que incluye la pasarela y otras iniciativas como senderos en su entorno.

De esto modo, este proyecto, que se llevó a presentar en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), en Madrid, sigue sin despegar, cuando se dio a conocer como un revulsivo para el sector con una estimación de en torno a 500.000 visitas anuales, situándose, por tanto, entre los lugares más visitados en la ciudad del Tajo, junto al Puente Nuevo y la plaza de toros.

La Diputación Provincial de Málaga llegó a destinar alrededor de 300.000 euros para pagar la infraestructura, bajo el mandato del PP, en minoría, al inicio de la presente legislatura (después una moción de censura entre el PSOE, el PA e IU, le arrebató la Alcaldía a esta formación), una cuantía que el Ayuntamiento tuvo que devolver al ente supramunicipal ya que la Junta frenó el proyectó al requerir un plan director, un documento que recientemente ha remitido el Consistorio a las administraciones anteriormente citadas. La situación fue objeto de gran polémica entre el PP y la Junta. El primero acusó a la segunda de bloquear el proyecto y la segunda argumentó que la documentación estaba incompleta. Después, la Diputación se reafirmó en su apuesta por la pasarela, aunque puso como condición que el proyecto debía tener el visto bueno de la Junta.

La pasarela, que ofrecería una vista distinta de la garganta y del Puente Nuevo, desde abajo, y que utilizaría materiales que minimizarían su impacto visual, contaría con una longitud de alrededor de 330 metros y supondría también la puesta en valor de la zona de los Ocho Caños y el barrio de Padre Jesús. Además, forma parte de un proyecto que está llevando a cabo el Ayuntamiento para reordenar el flujo de visitantes en el fondo del Tajo, mediante el acondicionamiento de distintos caminos, con la intención de crear un gran circuito.

Temas

Ronda