SUR Ronda

«En noviembre está prevista la participación en las misiones de Mali y Líbano»

García-Almenta tomó recientemente posesión de su cargo como Coronel./M. Guerrero
García-Almenta tomó recientemente posesión de su cargo como Coronel. / M. Guerrero

Francisco García-Almenta, Coronel del Tercio Alejandro Farnesio 4º de la Legión en Ronda

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El pasado 15 de diciembre tomó el mando de la Legión en Ronda el coronel Francisco García-Almenta (Gijón, 1967). El militar, con una larga trayectoria, se sitúa al frente del Tercio Alejandro Farnesio 4º de la Legión, donde ya estuvo destinado entre 1993 y 1996. García-Almenta tendrá un mandato, durante los dos próximos años, en el que se celebrará el centenario de la creación de la Legión y en el que se llevarán a cabo dos nuevos despliegues de efectivos en Mali y Líbano.

-¿Qué valoración hace de los dos meses que han transcurrido desde que tomó el mando?

Muy buena. El equipo que me ha dejado el Coronel Ramón Armada es un equipo que funciona solo. Han sido dos meses estupendos. La acogida ha sido maravillosa y lo único es que se han empañado por el fallecimiento de la dama legionaria Miriam González, que falleció recientemente en un accidente de tráfico. Ha sido una semana triste, estuvimos en Ubrique, de donde era, despidiéndonos de una hermana nuestra y acompañando a su familia.

-Es su segundo destino en Ronda, ¿esto le da ventaja?

Sí. Ya tuve la suerte de pertenecer a este Tercio cuando era Teniente. Me da la ventaja de conocer el entorno. Aún hay gente que estaba en la época en la que algunos tuvieron la suerte o la desgracia de que yo fuera su instructor cuando entraron. También me da la ventaja de conocer lo bonita que es Ronda. He estado en diez destinos y siempre que me preguntan por el preferido, me decanto por Ronda.

-¿Qué objetivos se ha marcado?

No hay que olvidar que soy el jefe de una unidad de la fuerza y que mi misión es operativa. Desde un principio me marqué la condición de que si iba a una misión y tuviese la desgracia de que muriera uno de mis hombres, que no fuera por falta de preparación. Así que, en cuanto a los objetivos, se refieren a la parte de la preparación y a aportar mi experiencia. Hacer que nuestra gente esté en las mejores condiciones posibles.

-¿Qué tiene este Tercio?

Para mí Ronda tiene el tamaño perfecto, está en plena Serranía, me gusta a naturaleza y los deportes al aire libre y está a una hora del mar. En cuanto al Tercio, es una unidad muy especial, le viene de su época en el Sáhara, siempre ha sido una unidad muy operativa. Se trabaja muy a gusto ya que la gente siempre está buscando cómo hacer las cosas mejora. Es una unidad única.

-¿Cómo es el día a día de un Coronel?

Intenso. Empiezo a las siete de la mañana y hasta las ocho. Hay días en los que no he podido beber ni un vaso de agua. Estoy pendiente de todos los asuntos. También soy el presidente del Club 101 y el comandante militar para la provincia de Málaga.

-¿Cuál es la función del Tercio?

Hay que tener en cuenta que el Tercio y el Grupo de Caballería son dos unidades operativas, como digo. La principal misión no es la que la gente ve: participar en Semana Santa o en Sábados legionarios, la principal misión está orientada a la preparación para las misiones que se están realizando o futuras que puedan desarrollarse. La Legión siempre está dispuesta para ser empleada la primera y sobre todo, en situaciones de riesgo. La otra parte, la que más se ve, es a la que le dedicamos menos tiempo.

-El ritmo es intenso en el Tercio…

Sí. Prácticamente todos los meses, como mínimo, tenemos una salida de una semana en el campo de maniobras de las Navetas o en otro y algunas veces de dos o tres semanas. En Ronda hay tres unidades: el Tercio, el Grupo de Caballería, que operativamente no depende de mí, depende de la BRILEG, pero al estar alojado aquí, sí tiene una dependencia funcional; y la Unidad de Servicios del Acuartelamiento (USAC). En total, somos en torno a 800 hombres y mujeres. Si lo viéramos como una empresa, sería una empresa importante para una ciudad como Ronda. Una gran parte del personal que tenemos es de Ronda. Se ha pasado de un Tercio con mayoría de personas de fuera, a estar integrado por rondeños.

-¿Qué tiene la Legión?

Una de las cosas que tiene es que cuando la gente la conoce se enamora de ella. Hay muchos tópicos de tiempos pasados y la gente es un poco escéptica al acercarse a ella, pero una vez que se une, se enamora de ella. Plantearse ahora sacar la Legión de Ronda sería un problema desde el punto de vista económico y social.

-¿Cuáles serán las próximas misiones?

Ahora mismo, en el primer semestre estamos proporcionando la mayor parte del Battle Group de la Unión Europea, tenemos un ejercicio de mantenimiento de capacidad en marzo en Almería y a continuación empezamos con la preparación para zona de operación. En noviembre está previsto proporcionar el contingente de Mali, 200 hombres y mujeres de la Xª Bandera; y también en noviembre, el Grupo de Caballería proporcionará parte del contingente de Líbano, serán 40 personas y en ambos casos estarán seis meses. La de Mali es una misión de apoyo a las fuerzas locales para que sean capaces de proporcionar seguridad a su país; y la de Líbano se refiere a un conflicto de muchos años, a una situación de calma latente, que no ha resurgido pero que nunca se puede descartar la posibilidad.

-Sobre los 101 kilómetros, tuvo la suerte de participar en la primera edición…

Sí. Se realizó por primera vez para conmemorar el 75 aniversario de la Legión. La idea fue de unos pocos capitanes y después se decidió que fuera una prueba cívico militar. Yo tuve la suerte de hacer la primera edición que fue muy dura, entre Ronda y Marbella. Los números hoy en día son increíbles: 24.300 preinscripciones para 8.500 plazas que se acaban en segundos.

-¿Cuál cree que es el éxito?

Creo que es una prueba de ultrafondo que está pensada para el gran público, no está dirigida a corredores elitistas, que también los hay.

Temas

Ronda
 

Fotos

Vídeos