SUR Ronda

La jueza del caso boda amplía la investigación con nuevas declaraciones de testigos

Valdenebro./ V. M.
Valdenebro. / V. M.

La Fiscalía pidió el archivo del procedimiento contra la ex alcaldesa Teresa Valdenebro, entre otros

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

La jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ronda ha ampliado la investigación del denominado caso boda con la citación de nuevas declaraciones de trabajadores del Ayuntamiento de la ciudad del Tajo en calidad de testigos. Así, de momento, ésta explica que una vez que se produzcan dichas declaraciones, un total de cuatro, se acordará sobre la petición de la Fiscalía del Área de Marbella que solicitó el sobreseimiento y archivo de las investigaciones contra la ahora ex alcaldesa, Teresa Valdenebro, además de la misma actuación para el ex jefe de gabinete de Alcaldía y una funcionaria.

En el caso boda se investiga si se cometió un delito de falsedad documental con el cambio de fecha de un acta matrimonial de la hija de un exedil de Valdenebro, José María Jiménez, que dimitió por tales hechos, lo que permitió, según publicó ABC, a la novia en cuestión acceder a un contrato temporal en el Hospital de la Serranía de Ronda y, por tanto, tener vacaciones remuneradas, en las que se fue de luna de miel a Nueva York. La ceremonia civil, oficiada por la regidora, tuvo lugar el 17 de junio de 2017, pero el documento aparece fechado el 21 de junio de 2017. Jiménez, su hija y su marido, dos funcionarias municipales y un ex cargo de confianza, por tanto, componen el total de investigados. Como testigos, además de estos cuatro trabajadores que han sido citados, declararon también dos ex ediles.

Mientras Jiménez, que en un primer momento exculpó a la ex alcaldesa, mantiene que ella estaba al tanto de todo, el escrito de la Fiscalía argumenta que no ha quedado acreditado que la ex regidora participara en las «eventuales manipulaciones de los documentos de designación de concejal para celebrar el matrimonio». El fiscal precisa que, tras una prueba pericial caligráfica, se determinó que «no fue firmado de su puño y letra».

También insiste en que no está probado que Valdenebro conociese «las actuaciones delictivas encabezadas por José María Jiménez» y en que «lo que queda fuera de toda duda es que el documento de designación del día 21 de junio de 2017 no está firmado por la alcaldesa y que la firma de la misma ha sido claramente falsificada», argumenta la Fiscalía que mantiene que hay «constancia testifical de la existencia de un escrito de designación de fecha 17 de junio de 2017 en el que la alcaldesa constaba igualmente como oficiante de la boda el cual sí fue firmado por la misma, si bien no consta en las actuaciones, presumiblemente porque fue sustituido por el manipulado».

Así las cosas, el caso boda continúa abierto. Ha sido uno de los asuntos más polémicos en la pasada legislatura en la que Valdenebro accedió a la Alcaldía gracias a una moción de censura entre el PSOE, el PA e IU. El caso boda también está, en parte, entre las causas de la situación de los socialistas en Ronda, divididos entre la ex alcaldesa Isabel Aguilera y el sector de Valdenebro. La primera le arrebató el liderazgo del partido a la segunda y se presentó a las municipales, aunque finalmente se sentará en el sillón de la oposición. Aguilera dio un paso al frente ante el descontento, explicó, de una parte de la militancia con la gestión de Valdenebro, tanto al frente del partido como del Ayuntamiento.

Temas

Ronda