SUR Ronda

La figura olvidada de Rodríguez Delgado

El rondeño protagonizó, en 1965, una portada del New York Times, por su experimento con el que consiguió parar la embestida de un toro bravo mediante estimulación eléctrica cerebral, con electrodos implantados. /A. MELGAR
El rondeño protagonizó, en 1965, una portada del New York Times, por su experimento con el que consiguió parar la embestida de un toro bravo mediante estimulación eléctrica cerebral, con electrodos implantados. / A. MELGAR

El científico nació en Ronda, en 1915, y destacó por su contribución a la neurociencia

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Entre los rondeños ilustres destaca la figura de José Manuel Rodríguez Delgado, el científico que nació en Ronda en 1915 y que falleció en 2011 en EE UU, una figura, como en el caso de otras, ciertamente olvidada en su tierra y desconocida en gran parte. En la actualidad, da nombre a un instituto, al Instituto de Enseñanza Secundaria Obligatoria (IES) 'Doctor Rodríguez Delgado'.

Rodríguez Delgado, según ha explicado la historiadora Aurora Melgar, al frente de la Biblioteca de la Serranía , fue contratado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), donde comenzó a trabajar en el área de neurobiología, tras cursar estudios universitarios en Madrid y llegando a ser profesor adjunto de Fisiología. «Ayudó a Severo Ochoa a preparar sus oposiciones a la cátedra de Fisiología de Santiago de Compostela», ha dicho Melgar, al tiempo que ha destacado que en 1950 el profesor John F. Fulton, de la Universidad de Yale, lo invitó a colaborar con él, por lo que fue en esta institución donde desarrolló más de 20 años de su carrera. «En 1966 consiguió la cátedra de Fisiología y la dirección del laboratorio de Neurobiología. Fruto de sus investigaciones con gibones y chimpancés, alumbraría una prolija producción que merecería el aplauso de la comunidad científica internacional. En 1969 vio la luz su libro más conocido, 'Control físico de la mente. Hacia una sociedad psicocivilizada', que fue traducido a varios idiomas y reeditado en varias ocasiones. Es precisamente en esa obra donde Rodríguez Delgado confiesa el interés suscitado por la figura del más eminente de nuestros neurólogos: Santiago Ramón y Cajal», ha relatado esta historiadora.

Rodríguez Delgado participó en 1960 en el Proyecto Pandora, que consistía en una serie de estudios del campo electromagnético basados en la modulación de voces y sonidos que provocaban en la mente de los soldados una influencia en su estado, con pérdida del autocontrol en situaciones de máxima tensión, como sucede en el campo de batalla.

Tras su estancia en EE UU, el rondeño volvió a España en 1970 y ocupó la cátedra de Fisiología en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. «Fue nombrado director de Investigación del Instituto Ramón y Cajal, hospital en el que se agruparían un prestigioso grupo de investigadores que, años antes, habían emigrado a América. Es en el ámbito de esa nueva escuela donde puede considerársele uno de los creadores de la nueva neurofisiología. En el Instituto Cajal será cuando su trabajo le lleve a acercarse a otras ciencias como la sociología y la filosofía», ha indicado Melgar sobre la biografía de Rodríguez Delgado.

Entre los trabajos de éste, destaca la creación de sus propios métodos experimentales. Fue pionero en la implantación de electrodos en el cerebro, con el objeto de estimular eléctrica o químicamente zonas del sistema nervioso central, y demostrar así su repercusión en la conducta del individuo. Demostraría como algunos estímulos podían provocar conductas previsibles: el miedo, la memoria, el placer, la ansiedad, la agresividad, el dolor o las fobias, que podían ser inducidos o modificados por estimulaciones eléctricas en el cerebro.

«Fueron muy destacables sus investigaciones en el tratamiento del dolor, así como en el de epilépticos y afectados por perturbaciones neurológicas. En los años sesenta desarrolló el Estimociver: un aparato que posibilitaba la estimulación y el registro del cerebro por control remoto mediante diferentes canales», ha terminado Melgar que ha señalado como fuentes para este artículo el artículo 'Genio de España: José Manuel Rodríguez Delgado', publicado en la Revista Arbil, número 110 y 'José Rodríguez Delgado. Hijo Predilecto de Málaga', en www.malaga.es/institucion/honores/predilectos/rodriguez.

Temas

Ronda