Exigen mayor control contra los guías turísticos sin acreditación

Exigen mayor control contra los guías turísticos sin acreditación

La asociación de empresarios Apymer estima que un 25% de los grupos que llegan a la ciudad del Tajo son dirigidos de forma ilegal

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

La asociación de empresarios de Ronda y su Serranía, y las zonas de Campillos y Guadalteba, Apymer, ha pedido un mayor control por parte de las administraciones ante el ejercicio en al ciudad del Tajo de guías turísticos que no cuentan la acreditación oficial necesaria para ello, una problemática que no es nueva, sino constante en una de las localidades más visitadas de Andalucía. Según explicó Alfredo Carrasco, vocal de Turismo en la junta directiva de Apymer y también miembro de AGP Málaga Cultural, una asociación de guías de turismo de la provincia que cuenta con alrededor de un centenar de adheridos, se considera que el 25% de los grupos que llegan a Ronda son guiados de forma ilegal, aunque Carrasco insistió en que se trata de una estimación: «Aunque no hay datos estadísticos fiables, creemos que al menos el 25% de los grupos que son guiados en Ronda, no contratan los servicios de profesionales habilitados y se puede afirmar que cada año más de 2.000 grupos son guiados de forma ilegal, lo que supone una media de 5'47 grupos al día», defendió.

Carrasco calificó como «alarmante» el incumplimiento de las distintas normativas al respecto y que las administraciones no actúen de «forma contundente» ante esta situación y habló de competencia desleal para el sector que, a su juicio, resulta muy perjudicado. «La normativa turística andaluza establece que las únicas personas que podrán realizar la labor de guía de turismo en los bienes integrantes del Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, serán aquellas personas que estén en posesión de la correspondiente habilitación otorgada por la Administración turística», recordó este profesional.

Así, para poder desarrollar la actividad de guía de turismo en cualquier espacio declarado Bien de Interés Cultural (BIC), es necesario contar con una acreditación expedida por la administración turística. «Es necesario ser guía oficial», sentenció Carrasco.

En el caso de Ronda, la mayoría del recorrido que se realiza por parte de los grupos que vienen con guía está sujeto a la aplicación de esta normativa. Está catalogado como BIC todo el espacio comprendido entre la plaza de la Merced, hasta las Murallas del barrio de San Francisco y entre la cornisa del Tajo y el eje que va desde la calle Sevilla hasta los Baños Árabes. «Toda persona que haga de guía dentro de esos límites y que no tenga la habilitación necesaria está actuando de forma ilegal», recordó este profesional.

El colectivo ha trasladado la situación, en distintas ocasiones, al Ayuntamiento y a la delegación territorial de Turismo de la Junta de Andalucía. Actualmente, se prevé desde Apymer mantener una reunión con responsables del Gobierno andaluz y con el Ayuntamiento.

«Aunque se ha procedido a la realización de controles, los mismos resultan insuficientes», lamentó Carrasco. En este sentido, el presidente de Apymer, Francisco Vázquez, también puso el acento en esta problemática y demandó un mayor control mediante la actuación de los agentes de la Policía Local.

Campañas con la policía

Carrasco puso sobre la mesa la necesidad de recuperar la puesta en marcha de campañas de sensibilización contra el intrusismo en este sector. «Una campaña bien articulada que se desarrolle con la participación del colectivo afectado, el Ayuntamiento de Ronda y la Junta puede ser determinante para paliar el intrusismo que de forma continuada y descarada sufrimos a diario», afirmó este profesional y demandó, para llevar a cabo esta medida, la colaboración de la policía, para generar un efecto disuasorio. Señaló a Málaga, Antequera y Mijas como otros puntos afectados.