La web de Ronda

«La escritura me libera de la tensión emocional de mi trabajo»

Miramón, con su obra 'Mistela'. /V. M.
Miramón, con su obra 'Mistela'. / V. M.

El oncólogo José Miramón presentará su novela 'Mistela' en el Ateneo de Málaga este viernes, a las 19.30 horas

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

El médico y escritor José Miramón, oncólogo en el Hospital de la Serranía de Ronda, presentará su novela 'Mistela' en el Ateneo de Málaga, en la capital, este viernes, 15 de febrero, a las 19.30 horas. Se trata de la última obra de este doctor, amante de la literatura, que se inició en la escritura para motivar a sus hijos a participar en un concurso de cuentos y como vía de escape a su trabajo. 'Mistela', que él define como una historia novelada, va por su segunda edición y transcurre en la Serranía. Ha escrito cuentos como 'El camafeo', 'Mi barbero', 'El escorpión', 'Las botas de Manuelillo' y 'El azote del viento', entre otros; artículos sobre Mozart y Alejandro Magno, entre otros; y novelas, además de 'Mistela', como 'Orgasmina'.

-¿De qué trata 'Mistela'?

-Es una novela que ya se presentó en Ronda y que va por su segunda edición, camino de la tercera. Tuvo muy buena acogida y está separada en dos formas en el tiempo: una en la época de la Guerra de la Independencia y otra en la Edad Media. Ambas convergen en un espacio común a través del tiempo. Es difícil de etiquetar, ya que es una novela histórica, una novela de aventuras... pero habla de nuestro entorno y es muy fiel a la historia, a los hechos que ocurrieron en Ronda. Es una novela de ficción, puesto que introduzco a personajes que no existieron, pero novelada en un entorno muy real.

-¿Cómo se inició en la escritura?

Básicamente, soy médico y como otros muchos que tienen la escritura como un hobby, ésta me libera de la tensión emocional que tiene este trabajo. Uno escribe porque tiene algo que contar, por las experiencias emocionales que ha recibido en la vida, por la tendencia humanista que tengo, por amor a la literatura, a la historia, al arte... son ingredientes que me llevaron un día a escribir.

-Comenzó con un cuento...

Sí. Empecé a escribir para estimular a mis hijos y empecé a ganar concursos literarios. He escrito ensayos, artículos... e inicié una novela, que aún no he terminado, titulada 'El tren de las matuteras', sobre las mujeres que se dedicaba en la Posguerra al contrabando e iban desde Ronda, Arriate, Montejaque, Benaoján... hasta Algeciras, vendían huevos, aceite... y se traían café. Me dí cuenta de que no estaba preparado todavía para abordar este trabajo y me dije que tenía que escribir de otra manera y me inventé una novela con dos estilos diferentes: uno romántico con un narrador omnisciente y otro medieval, narrado en primera persona que convergen en una historia. Siempre he tenido tendencia a escribir pero penosamente me salía siempre la medicina, terminaba escribiendo solo de enfermedad y no era capaz de abstraerme de ello. Como decía, un día había un concurso de cuentos en mi pueblo, en Arriate, y para dar ejemplo a mis hijos, decidí participar a 48 horas de que expirase el plazo para presentar los trabajos... por primera vez no me salió la medicina. Lo presenté con un seudónimo... soy relativamente una persona conocida y gané. Se llamaba 'El camafeo' y contaba la historia de Arriate.

- ¿Por qué el nombre de 'Mistela'?

Es un licor que se elabora en el Valle del Guadalcobacín, especialmente en Arriate, pero también en Montejaque, en Benaoján... A raíz de este licor me inventé una historia para manifestar cómo nació éste en el entorno. La novela termina de forma sorpresiva y es un guiño también a nuestra tierra. En la novela hay mucho de historia, pero también de vivencias... por mi trabajo conozco la muerte, la enfermedad, la vida... hay elementos muy duros. Muchos lectores me han comentado que han llorado y eso de alguna manera significa que se han metido en la novela.

- ¿Cuánto ha tardado en alumbrar 'Mistela'?

Con 'Mistela' me he tenido que documentar muchísimo, en todos los monasterios cistercienses de Europa, principalmente en Francia, que he recorrido, en la producción de vino en la Edad Media, en los judíos y cómo convivían en Europa y en España, en los viajes dele Danubio en la conquista de Constantinopla, en la Reconquista, en la guerra de la Independencia en la Serranía... Me ha llevado siete años.

Temas

Ronda
 

Fotos

Vídeos