SUR Ronda

La Diputación realiza un estudio sobre la viabilidad de una alternativa al corte de tráfico en el Puente

Guerrero, Fernández, Salado y Oblaré, de izquierda a derecha, esta mañana. /SUR
Guerrero, Fernández, Salado y Oblaré, de izquierda a derecha, esta mañana. / SUR

Proponen un vial de 1,7 kilómetros para conectar la zona sur de la ciudad del Tajo con el centro

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

La Diputación Provincial de Málaga ha llevado a cabo un estudio sobre la viabilidad de la construcción de un vial alternativo al corte de tráfico en el Puente Nuevo y la calle Armiñán llevado a cabo por el Ayuntamiento de Ronda, dentro de una estrategia de movilidad sostenible en el conjunto histórico. Esta medida genera el malestar de vecinos, principalmente del barrio de San Francisco, que consideran que la restricción del flujo conlleva el aislamiento de la zona sur de la ciudad. Dichos vecinos tienen que usar la circunvalación para poder acceder a la otra parte de la ciudad, dividida en dos por el Tajo.

El colectivo, que organizó dos manifestaciones y que se constituyó en la 'Plataforma ciudadana de afectados por el corte del Puente Nuevo de Ronda sin una alternativa', no se opone a esta medida, pero exige que se habilite un vial alternativo, urbano, al rechazar la circunvalación por su estado.

La Diputación propuso realizar un estudio de viabilidad de una alternativa y solicitó que fuese el Ayuntamiento el que así lo requiriese. Hoy, el PP, en la oposición, ha informado sobre la entrega de dicho estudio a la citada plataforma, por parte del presidente de la Diputación, Francisco Salado, que ha estado acompañado por el vicepresidente y diputado delegado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré. Al encuentro también han acudido Martín Guerrero, presidente de esta plataforma, y María de la Paz Fernández, ex alcaldesa de Ronda y candidata del PP a las elecciones municipales.

El estudio en cuestión, han dicho, ha sido elaborado por técnicos de la Fundación MADECA y se refiere a un nuevo acceso a Ronda, con un vial de doble sentido, para vehículos pesados y ligeros, y a la creación de un Centro de recepción de visitantes. «El acceso conectará la zona sur con el centro en solo cinco minutos a una velocidad de 30 kilómetros por hora y estará regulado a través de tres rotondas, una al sur que conecta la A-6300, otra en el Centro de Recepción de Visitantes, al que dará conexión, y una última sobre el Camino de los Tejares, es decir en las inmediaciones del arroyo de Las Culebras», han explicado desde el PP. El vial tendría una longitud de 1,7 kilómetros, con un carril bici de 1,5, y un sendero para peatones también de 1,5 kilómetros.

Desde el Ayuntamiento, al respecto, no se han pronunciado.

Temas

Ronda