Arranca la Feria del centro de Ronda con la previsión de baja afluencia en pro del Real

V. MELGAR

Ronda abrió ayer su Feria del centro, en el marco de la Feria y Fiestas de Pedro Romero, que se desarrollarán hasta este domingo; con la previsión de baja afluencia de público, una tendencia que se arrastra desde hace varios años. De hecho, tan solo dos establecimientos han decidido montar barras externas en la calle peatonal Lorenzo Borrego, vía a la que ha quedado reducida la Feria en este punto de la ciudad del Tajo. Además, este año, los festejos dedicados a Pedro Romero son atípicos, por el adelanto de los eventos taurinos, la Corrida Goyesca, la novillada sin picadores y los rejones, que se desarrollaron el pasado fin de semana, por decisión del empresario de la plaza de toros, Francisco Rivera, que argumentó motivos de cartel.

Ante el bajo número de solicitudes de instalación de barras, el Ayuntamiento ya anunció que se prevén medidas para potenciar la Feria del centro. Ayer, la concejala de Fiestas, Concha Muñoz, mostró su disposición, de cara al próximo año, a reunirse y atender las demandas de este colectivo.

Por contrapartida, el Real, en el recinto ferial Ángel Harillo, registra esta edición un mayor número de casetas, por lo que se prevé un aumento de la afluencia de público. El espacio sí ha ido ganando terreno entre las preferencias de los rondeños en los últimos años. En esta ocasión, se ha estrenado la portada y se ha apostado por la decoración y por el alumbrado.

Mañana está prevista la celebración de una novillada en clases práctica, para tres novilleros rondeños (Moli de Ronda, Ignacio Candelas y Miguel Ángel Ruiz), un festejo que se desarrollará en una plaza de toros portátil y que viene a suplir la ausencia de citas taurinas este año en la Feria.

En este sentido, la alcaldesa, María de la Paz Fernández, dijo que se prevé continuar en próximas ediciones con estos festejos y que se iniciaran negociaciones para que la Goyesca vuelva a su fecha.