El pleno para pedir la moción de censura no consigue que se establezca una fecha

Los partidos de la oposición piden a Ledesma que acate la sentencia, que puede ser recurrida por disconformidad

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Cuando se conoció la sentencia que daba la razón a la oposición en cuanto a la moción de censura fallida de Alhaurín el Grande, una de las primeras medidas que tomaron los partidos implicados fue forzar un pleno extraordinario. Tras varias semanas de acusaciones, aclaraciones e incertidumbre política, el pasado lunes tuvo lugar la sesión: un encuentro marcado por el debate en el que todas las posturas se reafirmaron y solo quedó clara una cuestión: la fecha en la que se celebre de nuevo (o no) dicha moción, está en el aire.

Ledesma volvió a recordar a su oposición los argumentos por los que todavía no ha movido ficha con respecto a la sentencia. «Pedimos una aclaración que todavía no nos ha llegado, tenemos un plazo de cinco días en el que podremos volver a solicitarla o apelar». El Partido Popular ya recurrió el fallo, recurso que fue admitido en primer efecto (por lo que será estudiado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía pero la sentencia deberá acatarse igualmente).

Por su parte, la candidata a la alcaldía en la moción de censura, Teresa Sánchez (portavoz de Izquierda Unida), acusó al equipo de Gobierno de «saber que han perdido» y estar «jugando con los tiempos». «Entendemos que no es una reacción acorde con la responsabilidad de sus cargos». El símil para Izquierda Unida es que se comportan «como niños que saben que tienen que entrar a clase pero van arrastrando los pies». Cree necesario que tengan «una salida digna y no esperen a que venga el juez a tirarle de las orejas». «Tenemos la legitimidad política y la legalidad de nuestra parte para gobernar, antes y después de la sentencia».

El portavoz del PSOE en la localidad, Luis Guerrero, fue igual de crítico: «Tenemos a un equipo de gobierno con su alcaldesa al frente que no acata una resolución judicial», dijo en su intervención. «Dirán que cabe recurso, así es. Pero ese recurso no frena la ejecución de la sentencia que avaló, con el criterio de un juez, que el pleno de moción de censura nunca debió levantarse antes de la votación».

El portavoz de Alternativa Socialista Alhaurina, Anthony Bermúdez, volvió a profundizar en lo que todos defienden. «Me ha chocado mucho que ellos piensan que nuestra petición es una exigencia política, cuando es una exigencia democrática, tienen que cumplir una sentencia judicial, no es un capricho nuestro, es que lo ha dicho un juez». Cree que tienen un «sentimiento de impunidad» que los saca de las reglas democráticas y que a ellos se les ha impedido votar.