Muere el presidente de una comunidad de vecinos mientras podaba un árbol en Alhaurín el Grande

Carretera de acceso a la urbanización Cuesta de la Palma. /
Carretera de acceso a la urbanización Cuesta de la Palma.

El hombre, de unos cincuenta años, casado y padre de dos hijas, se decidió a realizar este trabajo al estar de baja el jardinero

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La localidad de Alhaurín el Grande lleva dos días pendiente de un accidente que acabó finalmente con la vida del presidente de la comunidad de vecinos de Cuesta de la Palma, una urbanización situada al este del municipio. Según distintas fuentes, el hombre se decidió a podar un árbol de gran tamaño ante la falta de jardinero, que al parecer estaba de baja desde hacía unos días. En un momento de los trabajos, el fallecido perdió el agarre y se precipitó al vació desde unos cinco metros de altura. Por la posibilidad de que se tratase de un accidente en un entorno profesional se alertó a la Inspección de Trabajo y al Centro de Prevención de Riesgos Laborales.

El árbol en el que el trabajaba el fallecido no era de su propiedad, sino que pertenecía a la comunidad, según fuentes cercanas al caso. La investigación determinará si lo estaba haciendo de forma altruista ante la falta de jardinero o si, por el contrario, había algún tipo de relación laboral en las labores de mantenimiento.

Tal y como confirmaron ayer a SUR fuentes oficiales, la víctima perdió la vida en torno a la una de la tarde en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Regional (antiguo Carlos Haya), donde fue trasladado por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) poco más de 24 horas antes. Efectivos del Puesto de Coín de la Guardia Civil también intervinieron en el operativo, que causó un gran revuelo en la zona. En el momento de ser ingresado la víctima presentaba diferentes traumatismos, uno de ellos de especial relevancia en el cráneo, según precisaron fuentes hospitalarias a este periódico. Desde el primer momento, el equipo médico trabajaba sobre un pronóstico desconocido por la gravedad de las lesiones y esperaban a que evolucionase favorablemente.

Al parecer, fue el conductor de un camión que se disponía a recoger los resultados de la poda en la urbanización quien encontró al ahora fallecido en el suelo momentos después de la caída y avisó a los servicios de emergencias. El fallecido estaba casado y era padre de dos hijas. Según fuentes oficiales, tras practicarle la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Málaga (IML), sus órganos serán donados, tal y como era voluntad del fallecido.

 

Fotos

Vídeos