Toñi Ledesma quiere presentarse a las elecciones con el PP

Ledesma en el Ayuntamiento de Alhaurín. /F. Torres
Ledesma en el Ayuntamiento de Alhaurín. / F. Torres

La alcaldesa de Alhaurín el Grande, actualmente presidenta del partido independiente X Alhaurín, apela a la convergencia para «volver a cosechar éxitos» con el Partido Popular

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La política en Alhaurín el Grande tienen un lenguaje propio. Este municipio de poco menos de 25.000 habitantes vio cómo el que había sido su alcalde durante casi dos décadas (entre idas y venidas), era suspendido de la política tras ser condenado por el Tribunal Supremo por un delito de cohecho. Cuando Juan Martín Serón decidió volver a su acta de concejal y retomar su mandato, el Partido Popular no le apoyó, por lo que decidió fundar X Alhaurín, una formación independiente a la que se pasaron los diez ediles que formaban parte de su equipo. Esto ocurrió en 2015; un año después Serón decidió dimitir y dejó la dirección del partido y del municipio en manos de sus sucesores, de entre los cuales emergió Toñi Ledesma, que fue investida gracias a un acuerdo con el Partido Popular.

Ahora, dos años después de este giro de los acontecimientos y con la precampaña de las elecciones municipales de 2019 a la vuelta del calendario, la alcaldesa hace un anuncio esperado para muchos (para otros no tanto): «Me encantaría encabezar las listas del Partido Popular para las próximas municipales».

La relación entre X Alhaurín y el PP no siempre fue buena. Evidentemente, cuando Serón fundó su partido independiente con el que dar la espalda a las voces (provinciales, regionales y nacionales) que clamaban contra su regreso a la política, la situación se tensó. No obstante, en la investidura de Ledesma un año después, se forjó un pacto en el que ya se incluía la convergencia como una posibilidad en el futuro en una especie de camino común hacia las municipales de 2019. Sin embargo, este pacto se rompió en la esfera municipal cuando la concejala popular apoyó la moción de censura presentada por la oposición, encabezada por Izquierda Unida.

Según explica Ledesma, este episodio hizo que se rompieran los lazos con dicha concejala, pero no con el partido a nivel provincial y regional. De hecho, el PP expulsó a la edil por romper los estatutos del grupo –cabe recordar que este episodio puso al municipio en el punto de mira de la actualidad política, ya que se resolvió en un polémico Pleno Municipal en el que, finalmente, la moción de censura no pudo ser votada y actualmente está en los tribunales–.

Ledesma recuerda que, cuando se hizo el acuerdo de investidura «se plasmó la convergencia de los dos partidos ya que la creación de X Alhaurín respondía a una situación excepcional». La esencia de este pacto (que no coalición), era permitir que Ledesma gobernara pese a no tener mayoría absoluta. El concejal que entonces representaba al PP en el municipio estaba de acuerdo con el procedimiento, pero decidió abandonar su acta por motivos de salud, dando paso a la segunda en la lista, María Francisca Fernández, que fue la que finalmente rompió el acuerdo entre el PP y X Alhaurín.

Durante este tiempo, pese a las dificultades, ambas formaciones han seguido en contacto sin perder de vista la reincorporación de los concejales a las listas populares: «Hemos pretendido mantener la relación con el PP; ese ha sido nuestro partido siempre, creemos que se debe recuperar su presencia en Alhaurín el Grande». Ledesma fundamenta su decisión en los «grandes éxitos electorales» que cosechó el PP en la localidad: «Debemos hacer una gran formación como la que siempre ha existido en nuestro pueblo».

La regidora sostiene que la relación con el PP nunca ha sido mala: «Se dieron unas circunstancias concretas por las que tuvimos que tomar un camino y ellos otro». Subraya como algo positivo el hecho de que la dirección provincial de los populares «diera la cara» cuando la concejala apoyó la moción de censura. «Ellos no estuvieron de acuerdo en esa decisión personal que tomó, y así decidieron actuar».

La regidora explica que las conversaciones para la incorporación de los concejales de X Alhaurín a las listas del PP municipal (sin representación actualmente tras la expulsión de la concejala que apoyó a IU, que permanece en el grupo de no adscritos), están «muy avanzadas». «Tendremos una asamblea en marzo en la que se decidirá este paso a nivel interno, pero ya ha habido reuniones y los miembros del partido creen que es bueno converger con el PP y ser esa gran alternativa de centro que siempre fuimos».

Según explica Ledesma, Serón está «totalmente de acuerdo» con la decisión de dejar desaparecer X Alhaurín en favor de la convergencia con el Partido Popular. «Juan es el presidente de honor del partido, está de acuerdo en todo, ha asistido a algunas de las reuniones y ha puesto de manifiesto que es lo mejor para el municipio».

Presupuestos

El anuncio de la alcaldesa se produce con los presupuestos municipales de 2018 completamente estancados por la falta de acuerdos. La propuesta fue presentada en noviembre del pasado año y desde el primer momento se quedó en el aire. En el primer debate plenario, todos los grupos políticos de la oposición votaron en contra del reparto propuesto por Ledesma (en ese momento la concejal ahora no adscrita seguía perteneciendo al PP, y volvió a alinearse con la izquierda). Los partidos rechazaron los presupuestos acusando a la alcaldesa de no haber contado con su opinión para establecer el reparto.

Desde entonces, Izquierda Unida, el PSOE, Alternativa Socialista Alhaurina y la concejala no adscrita, han presentado varias enmiendas a los presupuestos para desbloquearlos, pero ninguna de las alternativas han calado y todo apunta a que se repitan los del año anterior. El paso de Ledesma y sus concejales al Partido Popular puede darle a su candidatura el peso suficiente para contar con la mayoría absoluta que los populares han tenido en otras ocasiones, o, por otro lado, quizá, el plano político se repita en el 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos