Jubilados construyen su propia residencia en Antequera

El alcalde Antequera, Manuel Barón, participó en la inauguración de las instalaciones, ayer. /Antonio J. Guerrero
El alcalde Antequera, Manuel Barón, participó en la inauguración de las instalaciones, ayer. / Antonio J. Guerrero

'Residencial Antequera 51' echa a andar con capacidad para 80 personas y tras invertir 4,6 millones de euros

Antonio J. Guerrero
ANTONIO J. GUERRERO

Un grupo de amigos al ver que su jubilación se percibía en su horizonte, se planteó qué harían cuando dejaran de trabajar y pensaban en las necesidades que se les presentarían, desde atenciones médicas hasta facilidad de acceso a baño y no tener que depender de sus familias ni acudir a una residencia convencional. De ahí surgió la idea de crear su propia residencia, para lo que el Ayuntamiento de Antequera les cedió gratuitamente los terrenos y ellos mismos han sufragado su construcción bajo el nombre de 'Residencial 51'.

El sueño se hizo realidad ayer sábado cuando abrió sus puertas un nuevo concepto de viviendas para las personas mayores, formada a través de una cooperativa cuyo objetivo principal es hacer un residencial. Son viviendas adaptadas para personas mayores y dentro del complejo hay una serie de zonas comunes que prestan unos servicios a las personas que estén en esa vivienda, próximo al Hotel Antequera Golf.

Fue inaugurado por su presidente, Manuel Ruiz Barba, acompañado por directivos del centro, además del alcalde de Antequera, Manuel Barón, siendo bendecidas por el párroco Tomás Pérez. Ruiz Barba explicó que para poder llevar a cabo este complejo residencial «nos constituimos en cooperativa; tuvimos una buena acogida al principio por parte de la administración municipal y, más tarde, por la autonómica». Igualmente, quiso dar las gracias «a todos por la colaboración, ayuda y compromiso con esta filosofía de vida que los residentes compartimos. Estamos muy orgullosos».

Por su parte, el alcalde Manuel Barón dedicó unas palabras antes de cortar la cinta inaugural: «Enhorabuena y felicidades. Qué bonita es la acción política y de gestión para ayudar a las personas». Eso, ha continuado, «es la materialización de una ilusión. Esto es lo que siempre tenemos en mente: cómo podemos hacer cosas para ayudar a los demás, para colaborar, para facilitarle la vida». Residencial 51, para el alcalde de Antequera, «es el ejemplo más contundente y más claro de lo que se puede hacer desde la sociedad para mejorar la vida de las personas», de un proyecto que nació hace diez años.

Situado en la calle Doctor Diego Aragón, se alza un moderno edificio que ahora se abre. La capacidad es de 80 plazas, estando todas cubiertas y ocupándose en los próximos días diez de ellas. Tienen cuarenta viviendas dobles, con tres modalidades: A, B y C. La 'A' es la media, que tiene un salón, una terraza, un vestidor, un dormitorio y un cuarto de baño adaptado a personas mayores. La 'B' nació pensando en dos personas, con dos dormitorios y dos cuartos de baño, teniendo en común el salón y la cocina. La 'C' es más pequeña, sin vestidor, con el salón un poco más pequeño para una persona que quiera vivir solo, pero con dormitorio y cuarto de baño igual.

En cuanto a los servicios, todas las viviendas tienen aparcamiento. Además, tiene lavandería, trastero y sala multiusos. Otra de las características de todo el complejo son las vistas, 360 grados con el entorno. También cuentan con otra sala de estar con una parte interior y otra exterior. Terraza 'solarium', zona ajardinada. Cocina, restaurante, cafetería, terraza exterior, aseos privados, dos despachos de administración, una ludoteca, una sala de visitas que se habilitará como biblioteca y sala de reuniones.

Un proyecto que no se queda ahí, añadiendo gimnasio, peluquería, dos grandes cuartos de baño, un vaso terapéutico en el exterior, con posibilidades más adelante de poder cubrirlo y utilizarlo en invierno. También hay una zona clínica con cuatro habitaciones preparadas bajo vigilancia del enfermero. También, despacho para el médico y una habitación para rehabilitación. Además, tienen el mejor equipamiento posible en cuanto a ahorro energético y de telecomunicaciones.

El equipo

El equipo del proyecto se compone del arquitecto Marcos Sánchez y del arquitecto técnico Francisco López Clavijo, en una obra realizada por Construcciones Chirivo. La ejecución de obra llevada a cabo ha contado con una inversión de 4,6 millones de euros, procedentes de la cooperativa. Por otra parte, se les otorgó un incentivo por parte de la de Agencia IDEA, de 554.000 euros.

En cuanto a empleos, además de los dos actuales, la intención es que se creen cinco más a partir de este momento, cuando se materializa un sueño de muchas personas que, por fin, ven hecho realidad. Se pone en marcha un complejo donde sus vecinos envejecerán juntos, con las mismas necesidades y las mismas alternativas. De aquel deseó se ha conseguido una realidad donde vivirán juntos, atendidos y con el deseo de disfrutar de su jubilación tras una vida trabajando.