Juanma Moreno considera «un problema grave» los vertidos sin tratar y anuncia que la depuradora norte se empezará a construir en 2020

Juanma Moreno durante su visita al Hospital del Valle del Guadalhorce. /Ñito Salas
Juanma Moreno durante su visita al Hospital del Valle del Guadalhorce. / Ñito Salas

Las obras de la nueva estación están catalogadas como de interés para la comunidad autónoma pero todavía carecen de proyecto

Fernando Torres
FERNANDO TORRESCártama

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, considera que la imagen que se da de las playas malagueñas por los vertidos sin depurar es «vergonzosa». Ante los datos de la operación 'Vastum', que investiga a 16 cargos públicos de los municipios que no tratan sus aguas, Moreno considera que cumplir con los objetivos europeos en materia de depuración deber ser una prioridad en toda la región. Así lo ha expuesto este lunes en una visita a varios municipios del Valle del Guadalhorce, donde ha anunciado que la planta conocida como EDAR Norte o Metropolitana, empezará a construirse «a principios del año que viene», ya que pese a estar considerada como una infraestructura de interés comunitario, «hasta ahora no se ha hecho nada», en una clara crítica a la administración anterior.

Según ha detallado, primero en un acto institucional en el Ayuntamiento de Alhaurín el Grande y luego en el Hospital del Valle del Guadalhorce, el gobierno autonómico del PSOE «ni siquiera ha tocado el proyecto», pese a que el convenio entre la Junta y el Estado para repartirse las obras de las depuradoras que faltaban en la región se firmó hace casi diez años. «En la parte que nos corresponde vamos a pisar el acelerador para dar un impulso a la depuración en Andalucía», ha explicado.

La EDAR Norte, que llegó a tener incluso un suelo reservado en el entorno del aeropuerto y que se encontró con los problemas de la inundabilidad de la zona, tendrá un proyecto firme «este verano». Por tanto, según Moreno, las obras podrán iniciarse a principios del próximo año, aunque la actual ubicación y el resto de detalles están «en manos de los técnicos». El presupuesto que de momento baraja el presidente es de ochenta millones de euros, a la espera de que se conozcan más datos una vez avance el proyecto ahora desbloqueado. El plazo de ejecución de los trabajos es de dos años.

Más

Esta infraestructura lleva muchos años dando bandazos administrativos. Está destinada a procesar las aguas de Alhaurín el Grande, Cártama, parte de Alhaurín de la Torre, Torremolinos y Málaga. En el año 2017, el entonces subdelegado del Gobierno en Andalucía, Miguel Briones Artacho, anunció en una visita al Ayuntamiento de Alhaurín el Grande que sería el Estado el que asumiría la construcción, aunque no especificó si sería una nueva infraestructura o la que ya había sido declarada de interés para la comunidad, un anuncio del que poco (o nada) se ha vuelto a saber hasta que este lunes el presidente de la Junta ha anunciado el desbloqueo. Esta estación es la última de las grandes infraestructuras en materia de depuración que faltan por hacer en la provincia de Málaga.

Dejadez en las administraciones

Moreno ha sido muy crítico con la situación que se vive en las costas de Málaga, especialmente en Nerja. Considera que la situación allí es «un problemón muy grave», fruto de la «dejadez» de las administraciones, en este caso del Estado, a quien pide que haga «lo que tiene que hacer, acabar de una vez por todas la depuradora». Pide celeridad para que cese el «lamentable espectáculo» causado por «esas imágenes que empañan el buen nombre de las playas de Málaga», en referencia a los vídeos que documentan el vertido constante de las aguas fecales de la localidad, que han acumulado hasta la fecha nueve toneladas de toallitas en el fondo marino.

Preguntado por la posible responsabilidad de los Gobiernos del Partido Popular a lo largo de los cuales la depuradora de Nerja se ha ido retrasando, Moreno ha recordado que ha habido problemas con la adjudicataria, que se declaró en bancarrota: «Casi se tuvo que iniciar de cero la licitación, con todo lo que conlleva de retraso«. No obstante, ha remarcado delante de los medios que si hay un cambio de gobierno en las próximas elecciones, mantendrá sus exigencias para con la EDAR nerjeña, «sea del partido que sea».

Además ha criticado duramente al anterior Gobierno socialista por haber estado «muchos años» cobrando el canon del agua los andaluces, del que solo se ha gastado «el 22 por ciento» en obras de saneamiento. «Ese dinero era para mejorar el estado de la calidad de las aguas y ha servido para otras cosas pero no para la depuración».

En otro orden de asuntos comarcales, el presidente ha anunciado que en «dos o tres semanas» se llevará al cien por cien el uso de los quirófanos del hospital del Valle del Guadalhorce. Ha hecho hincapié en que durante varios años, el centro ha sido «un hospital fantasma», aunque ahora tendrá sus quirófanos funcionando a pleno rendimiento tras una «reestructuración» del equipo médico.