Investigan si un segundo dron sobrevoló la cárcel de Alhaurín antes de hallar la droga

Además de 298 gramos de hachís, los paquetes contenían un móvil con su cargador y un cúter. /SUR
Además de 298 gramos de hachís, los paquetes contenían un móvil con su cargador y un cúter. / SUR

Sindicatos de prisiones aseguran que se ha reforzado la seguridad y piden medidas contra estas aeronaves, que consideran una «amenaza»

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

El lunes, la relativa normalidad del centro penitenciario de Alhaurín de la Torre se vio alterada por la presencia de un dron que sobrevoló el recinto y que fue detectado por la Guardia Civil. Pero, al parecer, no fue el único incidente. Testigos han asegurado a agentes y funcionarios que vieron una aeronave de similares características a una hora distinta en la misma zona. La únida duda es si se trata del mismo dron, en un segundo vuelo por el perímetro, o de otro distinto.

Tanto el Ministerio del Interior, a través de la Guardia Civil, como Instituciones Penitenciarias mantienen sendas investigaciones abiertas para aclarar si, como parece, estos dos episodios están relacionados con el hallazgo, solo unas horas después, de dos paquetes que contenían 298 gramos de hachís (repartidos en tres tabletas con una hoja como marca), un iPhone con el cargador y los auriculares, y un cúter.

Noticia relacionada

Los paquetes fueron localizados en un rincón del patio del módulo 9 al ser inspeccionado por funcionarios de la prisión entre las 7.50 (después del recuento de los reclusos) y las 9.00 horas, antes de que estos salieran al patio. El envoltorio apunta claramente a la posibilidad de que haya sido introducido mediante un dron: dos esponjas de color naranja y amarillo cubrían las dos caras del móvil, presumiblemente para protegerlo del impacto contra el suelo, y estaban empaquetados en plástico acolchado. Pero, además, uno de los paquetes tenía una especie de ganchos como los que se usan para transportar objetos en drones.

Mientras la Guardia Civil trata de encontrar el vínculo entre el alijo del martes y las aeronaves avistadas el lunes, la dirección de la prisión tomó medidas de forma inmediata y reforzó la seguridad en el centro. Fuentes sindicales aseguran que, desde el mismo lunes, tras observar el vuelo de los drones sobre el recinto, se incrementaron los cacheos preventivos y las requisas. Lo extraño es que también se inspeccionó el patio del módulo 9 sin que ese día se hallara ni rastro de los paquetes, de ahí que también se maneje, al menos a modo de hipótesis, la posibilidad de que los introdujeran en un vuelo nocturno.

El secretario de prisiones de Acaip, Antonio González, incidió en la importancia del asunto, ya que «compromete la seguridad» de un centro penitenciario. «En su día tuvimos la amenaza de los helicópteros, que podían llegar a aterrizar en los patios al ser espacios amplios, pero se resolvió con unos cordones transversales que lo impiden. Ahora, hay que adaptarse a las nuevas tecnologías y a este tipo de dispositivos. Es un peligro y una amenaza, porque si introducen droga, pueden introducir cualquier otra cosa, como un arma», subraya.

Inhibidores

Desde UGT-Prisiones han solicitado a Instituciones Penitenciarias que se adopten las medidas oportunas para detectar y neutralizar estos vuelos, como instalar «inhibidores específicos para drones», apuntó González. En el mismo sentido se pronunció el delegado del sindicato Acaip, Francisco Mancero, que insistió en lo «preocupante» para la seguridad de la cárcel que supone este precedente: «En vez de droga podía haber sido un arma...». De hecho, la había: uno de los paquetes incluía un cúter.

El delegado de Acaip en Málaga quiso, no obstante, felicitar tanto a la Guardia Civil como a los funcionarios de la prisión de Alhaurín de la Torre por haber «abortado» el intento y concluyó: «Esperamos que de la investigación se puedan sacar las conclusiones oportunas para mejorar la seguridad de los centros».

Hasta ahora, el único precedente en España se había producido en una prisión de otra provincia donde se detectó un dron sobre el recinto. Sin embargo, se pudo comprobar que había un campo de vuelo próximo a la cárcel y que una de las aeronaves se había desviado de forma fortuita de su ruta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos