Humo en la cárcel de Archidona donde se encuentran inmigrantes a la espera de ser repatriados