El herido de bala durante un registro de la Guardia Civil permanece estable en la UCI

Vista de archivo de Alhaurín el Grande./
Vista de archivo de Alhaurín el Grande.

Está conectado a un sistema de respiración mecánica tras ser operado de urgencia para extraer los proyectiles en el Hospital Regional

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El sospechoso herido de bala durante un registro domiciliario en Alhaurín el Grande permanece ingresado en la UCI del Hospital Regional de Málaga tras ser intervenido quirúrgicamente de urgencia. El hombre ingresó durante la mañana de este miércoles en estado grave, con varios impactos en distintas extremidades y en el abdomen a causa de los disparos que los agentes del Grupo de Acción Rápida de la Benemérita (GAR) efectuaron para repeler el ataque del inquilino de la vivienda. Según informaron ayer fuentes oficiales, cuando los efectivos se aproximaron a la casa, el ahora herido abrió fuego sin mediar palabra con una pistola del calibre 9 milímetros.

El último reporte sobre su estado es que se encuentra «estable» después de la intervención. La operación terminó ayer por la noche, y en ella se pudieron retirar todos los proyectiles aunque el estado del herido seguía siendo muy grave. Durante la madrugada de hoy su situación se ha ido estabilizando aunque sigue pendiente de evolución y ha sido necesaria la instalación de un sistema de ventilación mecánica.

El registro en el que se produjo el tiroteo se enmarca en una operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía Nacional, coordinada por el Juzgado de Coín, cuyas diligencias se encuentran secretas. El registro domiciliario de Alhaurín el Grande no fue el único de esta investigación, aunque sí el único en el que se han producido incidentes.