Guardianas de la tradición costurera

Un momento de la edición del año 2018, que reunió a 400 personas./Fernando Torres
Un momento de la edición del año 2018, que reunió a 400 personas. / Fernando Torres

La Asociación de Mujeres de Alhaurín de la Torre consigue mantener vivo el VIII Encuentro Autonómicos de Bolillos, principal cita del sector en Andalucía

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Carmen García había pasado toda su vida dedicada a cuidar de su familia y a trabajar detrás del mostrador de su negocio en Alhaurín de la Torre. Por eso cuando llegó la jubilación y empezó a tener algo de tiempo decidió aprender a hacer encajes de bolillos, una práctica que siempre le había apasionado pero para la que no había encontrado el momento. En ese momento el Ayuntamiento ofrecía unos talleres que pronto llegaron a su fin, pero Carmen quería seguir aprendiendo. Su empuje se contagió por la localidad, semilla de la Asociación de Mujeres por la Alegría de Alhaurín de la Torre, entidad que con empuje y coraje mantiene desde entonces el Encuentro Autonómico de Bolillos, una de las citas con más peso en la región.

El encuentro se celebrará el próximo día 30 de marzo, en el pabellón El Limón de Alhaurín de la Torre. En su interior se darán cita decenas de profesionales de toda la región para poner en común su vínculo con la tradición. La vicepresidenta de la asociación, Loli Jiménez, explica a SUR que la cita está marcada por varias actuaciones que complementan las actividades. El grupo de castañuelas de Mujeres por la Alegría abre la veda del escenario, seguidas de la participación de laEscuela Municipal de Música. Más adelante actúa Ana González a la guitarra y el cante, para cerrar el pequeño festival con otro acto de baile por parte de la propia asociación.

Las actividades comienzan a las diez de la mañana con un desayuno-convivencia. Las asistentes ocupan sus mesas, despliegan sus proyectos más llamativos y empiezan a hacer los encajes de bolillos. En su afán por mantener el encuentro en plena forma, explican García y Jiménez, todas las participantes forman parte de un sorteo de varios productos, desde surtidos de ibéricos hasta mantones y detalles hechos a mano. A las dos de la tarde se pone fin a la jornada con una paella.

Siglos de historia

El encaje de bolillos es una técnica textil característica de distintos puntos de la geografía española, que acumula siglos de historia (hay referencias que datan del siglo XVI). Las mujeres de Alhaurín se empeñan en que la provincia de Málaga sea referente en el trabajo por el mantenimiento de la tradición, aunque existen distintas asociaciones en Andalucía que hacen lo propio. En cuanto a la técnica en sí, el proceso pasa por entretejer hilos que inicialmente vienen enrollados en bobinas (conocidas como 'bolillos', de ahí el nombre). Conforme el trabajo progresa, el tejido se va fijando con alfileres a una almohada. «Es parecido al croché pero se utiliza para prendas grandes, desde el menaje hasta mantones», apunta Jiménez.

La Asociación de Mujeres por la Alegría, ahora presidida por Pilar Rivero, lleva desde 2005 ofreciendo una completa agenda de actividades a sus más de 70 integrantes, todas ellas relacionadas con la convivencia y las tradiciones:desde clases de flamenco y baile hasta cultura general (lunes por las tardes), pasando por torneos de parchís, castañuelas y pintura. Por supuesto, los jueves por la mañana, la profesora Isabel imparte la correspondiente clase de encajes de bolillos, semilla de un colectivo encargado de guardar las tradiciones.