Francisco Santos, nuevo alcalde de Coín

La corporación posa junto a Francisco Santos (en el centro), Francisco Salado y Elías Bendodo./SUR
La corporación posa junto a Francisco Santos (en el centro), Francisco Salado y Elías Bendodo. / SUR

El exconcejal de Urbanismo, uno de los más cercanos al anterior regidor, toma posesión en un pleno muy arropado por el Partido Popular

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Apenas quedan sitios libres en el Ayuntamiento de Coín. El Salón de Plenos se ha llenado hasta la banderas y varias decenas de vecinos toman asiento en la recepción para seguir la sesión extraordinaria a través de unas pantallas. Es la toma de posesión del nuevo alcalde, Francisco Santos, que llevará el bastón de mando desde este sábado hasta las elecciones municipales del 26 de mayo. El nuevo regidor dispone de tres meses y medio para convencer a los coineños de que el Partido Popular es la opción correcta tras ocho años con Fernando Fernández al frente y de que él es el adecuado tara tomar el testigo de la gestión.

La sesión ha estado cargada de simbolismo, tanto por parte de los propios concejales como del partido, que ha arropado al nuevo alcalde. El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo; el presidente de la Diputación, Francisco Salado, la delegada del Gobierno, Patricia Navarro y el propio Fernando Fernández, que ha abandonado su cargo para asumir la delegación territorial de Agricultura en Málaga, han acompañado a Santos en su investidura. Además, los representantes de las principales instituciones de la localidad también han acudido al acto: Guardia Civil, Policía Local, cofradías y colectivos.

La escenificiación del apoyo del Partido Popular evidencia la importancia que tiene la llegada de Santos al Ayuntamiento en el plano político. Antes de que el anterior alcalde fuese llamado a la delegación, ya había avisado de que no ostentaría de nuevo el cargo en las próximas elecciones. En ese momento, el partido anunció que el nuevo candidato sería Francisco Santos, que trataría de renovar el apoyo que los coineños han dado al equipo de Fernández en dos mandatos consecutivos. La marcha anticipada del regidor da al nuevo alcalde un amplio margen de tres meses para consoldiar su posición en la localidad y en la corporación, por lo que no llegará 'a puerta fría' a los comicios.

No hubo sorpresas en la votación. Los once concejales del Partido Popular votaron a favor, el resto de ediles (siete por la ausencia de las dos representantes de Izquierda Unida), en blanco. Una vez leída la voz de la cámara, Santos juró su cargo y recibió el representativo bastón de mando de manos de Fernando Fernández, que subió por última vez a la mesa de presidencia del salón de plenos de su localidad natal.

Durante su discurso, lo primero que hizo el nuevo alcalde fue agradecer a Fernández por su gestión y por haber confiado en él para ir en sus listas cuando el PP todavía era un grupo de la oposición. Acto seguido se dirigió a sus compañeros de corporación: «Hemos trabajado de forma incansable y me siento orgulloso de liderar este equipo de personas». Dijo ser «consciente» de que este nombramiento «es un testigo para que este proyecto llegue a buen puerto». Considera que esta etapa de gestión popular en la localidad la ha convertido en «referente en el Guadalhorce», y recordó que ha recibido el apoyo del pueblo dos veces seguidas: «Como es natural esperamos recibir ese respaldo de nuevo».

Para el futuro, espera mantener el ritmo de crecimiento del equipo del que ha formado parte, aunque con nuevas perspectivas: «Aprovecharé las buenas relaciones con la Junta de Andalucía para desbloquear proyectos y traer nuevos».

Tras los discursos, reconoció en declaraciones a SUR que cuando entró en política nunca se imaginó que sería alcalde: «Entré de refilón, era ingeniero en la ampliación del Hospital Costa del Sol y me acerqué al PP en el año 2010 para colaborar en el proyecto de Fernando». En aquella época el partido tenía cinco concejales y cuando Fernández le pidió ir en las listas lo puso el número 8: «Era algo secundario en mi vida porque estaba trabajando, aunque acepté su petición». «Nunca en mi vida imaginé que iba a ser alcalde de Coín y menos con un proyecto como este del Partido Popular con el que estamos demostrando que Coín está mejorando». Con respecto a los próximos tres meses, cree que el mensaje es claro: «Hay motivos para confiar».

Francis Salado recibe el bastón de mando del exalcalde Fernando Fernández.
Francis Salado recibe el bastón de mando del exalcalde Fernando Fernández. / SUR

Una crítica y buena suerte

En el turno de palabra, el portavoz de UPyD, Ralph Pirzl; el del Partido Andalucista, Salvador González y su homólogo del PSOE, Salvador Rojo, criticaron que el pleno se organizase sin la asistencia de las dos ediles de IU, a lo que el nuevo alcalde respondió que ambas están en un viaje «personal», que la sesión se ha celebrado acorde a los plazos que marca la normativa y que si no han podido cancelar o posponer un vuelo «la culpa no debería recaer sobre el equipo de Gobierno». Aclarado este punto, los tres portavoces de la oposición desearon «buena suerte» a Santos y pidieron que en los próximos meses haya la «mayor colaboración posible» entre todos los grupos municipales.

El concejal popular Cristóbal Ortega recordó la importancia que ha tenido la gestión del equipo de Fernández para la localidad. También tuvo palabras para el recuerdo de Maribel Urbaneja, concejala de Cultura y Patrimonio recientemente fallecida. Durante la sesión tomó posesión la edil Ana María Guerrero, siguiente en las listas y que ocupará el cargo de Urbaneja. «Nunca te olvidaremos, gracias por todo», concluyó Ortega.

Temas

Coín