La familia del menor fallecido por un arma de aire comprimido estaba de vacaciones en Coín

La familia del menor fallecido por un arma de aire comprimido estaba de vacaciones en Coín
F. Torres

La Guardia Civil detuvo al dueño de la carabina, que ya ha sido puesto en libertad tras tomarle declaración

FERNANDO TORRES y ALVARO FRÍAS

Habían llegado a Coín para pasar unos días de vacaciones en casa de unos familiares. Un matrimonio de origen portugués junto a dos menores, de ocho y doce años, se instalaron en la vivienda, ubicada en pleno centro para pasar unos días de descanso. Durante la noche del Miércoles Santo, varios amigos con más niños se reunieron en la casa, momento en el que los menores habrían comenzado a jugar con una carabina de aire comprimido. Según distintas fuentes consultadas, el mayor de los dos hijos recibió un impacto de un proyectil del arma en el pecho y falleció aparentemente a causa de las heridas. El Ayuntamiento de Coín ha decretado un día de luto oficial según ha informado a SUR el alcalde, Francisco Santos.

La Policía Local de Coín se encontraba cerca de la vivienda para regular el tráfico durante el recorrido procesional de la Hermandad De la Vera Cruz, y varios agentes subieron al domicilio. Tanto ellos como un equipo de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias trataron de reanimar al menor durante unos 40 minutos, pero no tuvieron éxito por lo que se activó a la comitiva judicial que procedió al levantamiento del cadáver.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación, que se centra en esclarecer las circunstancias concretas en las que se produjo el disparo y en determinar la procedencia del arma. También hay que esclarecer si el impacto lo recibió a manos de un tercero o mientras el menor manipulaba el arma, extremo que deberá confirmar la autopsia que actualmente se está realizando en el Instituto de Medicina Legal de Málaga.

El caso se instruye en el Juzgado número 1 de Coín. De hecho, tras las primeras investigaciones, la Guardia Civil detuvo al propietario del arma por un presunto delito de homicidio por imprudencia. Una vez le tomaron declaración ha sido puesto en libertad este jueves.

El suceso ha sacudido a la localidad pese a que la familia no era demasiado conocida en la zona. Los vecinos han amanecido con la noticia, que ha centrado la conversación durante toda la mañana. «El pueblo está muy dolido, no se entiende que haya ocurrido algo así», explican a SUR varias familias frente a la casa. El operativo policial que se desplegó durante la noche del miércoles causó un importante revuelo durante la procesión, que tuvo que detenerse. En los primeros momentos se difundieron mensajes de alerta que causaron confusión entre los asistentes aunque el desfile se celebró sin problemas de seguridad tras cambiar el itinerario.

Más