Una familia busca testigos para esclarecer las causas del accidente mortal de su hijo

Una familia busca testigos para esclarecer las causas del accidente mortal de su hijo. /SUR
Una familia busca testigos para esclarecer las causas del accidente mortal de su hijo. / SUR

Juan Miguel Plaza, con 23 años, falleció a altas horas de la madrugada en una recta de la A-404 en la que no hay marcas de frenada

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Juan Miguel Plaza (todos lo conocían como Juanmi), de 23 años, decidió ir a recoger por sorpresa a su novia a la salida del trabajo. En la madrugada del pasado viernes trece, cogió su nueva moto, una Yamaha X-Max de 125 centímetros cúbicos recién salida del concesionario, y de madrugada emprendió un camino que había hecho decenas de veces: desde su casa en Alhaurín el Grande hasta una heladería de Alhaurín de la Torre. En el kilómetro 11,7 de la A-404, vía que conecta ambos núcleos, Juanmi tuvo un accidente que le costó la vida y que mantiene en vilo a sus seres queridos por las «extrañas circunstancias del suceso».

Así lo relata a SUR un portavoz de la familia, que explica que el accidente tuvo lugar en un tramo sin peligro, precedida por un giro pronunciado, de unos 90 grados. «Pasó la curva sin problemas, pero en la recta algo pasó». Según la investigación, que sigue abierta, no se registraron marcas de frenada en la zona del accidente. Además, el vehículo presenta un fuerte impacto en la zona trasera y en el lateral, pero no en el frontal, a lo que se suma que, pese a ser una recta, la moto acabó en el carril contrario del sentido en el que circulaba la víctima.

Según la familia, Juanmi salió de su casa a eso de las 2.40 horas de la madrugada. Tal y como han confirmado fuentes de la Policía Local de Alhaurín el Grande a este periódico, los agentes encontraron «de forma casual» el vehículo en la carretera a las 3.10 horas. Por ello, buscan testigos que puedan aportar información sobre lo sucedido, ya sea para confirmar o desmentir la posible presencia de otro vehículo en el siniestro.

Según las mismas fuentes policiales, ese punto de la carretera forma parte de las patrullas nocturnas ya que en ella está una de las últimas urbanizaciones de Alhaurín el Grande, antes de cambiar al término municipal de Alhaurín de la Torre. Cuando los agentes encontraron a Juanmi, el joven todavía presentaba constantes vitales. Efectivos de la Guardia Civil –que se hizo cargo desde entonces de la investigación– y sanitarios llegaron a los pocos minutos al lugar de los hechos y tras practicarle una reanimación cardiopulmonar certificaron el fallecimiento del conductor.

«Somos los familiares de Juan Miguel Plaza. Necesitamos colaboración ciudadana». Así reza el subtítulo de un grupo creado en la red social Facebook, llamado 'Para que Juanmi descanse en paz', que ya cuenta con casi 3.000 miembros, en el que la familia busca conocer los detalles de aquella madrugada del viernes 13. «Ya se han puesto en contacto con nosotros varios testigos que están dispuestos a colaborar», indica el portavoz de la empresa. La búsqueda de posibles testimonios ha llegado también al Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, que ha difundido la llamada de la familia.

«Nadie nos avisó»

Más allá de la búsqueda de testigos y del dolor por la pérdida de un hijo, el mediano de tres hermanos, la familia de Juanmi no olvidará un aspecto del suceso: nadie les avisó. Según relatan, a la mañana siguiente, todos fueron al trabajo sin saber lo ocurrido, cuando la noticia ya se había propagado por el municipio. A las diez de la mañana comenzaron a llegar mensajes y rumores, pero nadie confirmaba lo ocurrido pese a que el cuerpo de la víctima estaba bajo custodia desde hacía ya varias horas. Las fuentes policiales ya citadas aseguran que, en el lugar de los hechos se acordó que fuera la Guardia Civil la que alertaría a los familiares, hecho que este periódico no ha podido confirmar con fuentes de la Benemérita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos