Fabricantes de molletes de Antequera piden a Europa que la IGP no les excluya de seguir elaborando el pan propio

Remedios Tortosa, responsable de la empresa Padepán/Antonio J. Guerrero
Remedios Tortosa, responsable de la empresa Padepán / Antonio J. Guerrero

Su malestar lo hacen partícipe también a la Diputación de Málaga «al contravenir la naturaleza del proyecto de la marca Sabor a Málaga

Antonio J. Guerrero
ANTONIO J. GUERRERO

La empresa de molletes Padepán ha pedido a la Unión Europea que vele por la libre competencia y mantenimiento de su fabricación y no apruebe la Indicación Geográfica Protegida (IGP) del mollete de Antequera que están promoviendo dos marcas de la comarca, según denuncia Remedios Tortosa, responsable de la empresa. Consideran que no aglutina a la mayoría del sector de fabricantes del mollete y por ello han elevado su queja a la «Comisión Nacional de La Competencia si contraviene el libre mercado», siendo respaldada su denuncia por más empresas que elaboran el producto típico.

Que la IGP la desarrollen dos marcas consideran que «supone una exclusión deliberada y partidista en la creación del mollete por considerar que les favorece sólo a ellos y no aglutina a la mayoría del sector, integrado por un número mucho mayor». Temen por su futuro por si no dejan fabricar molletes, una vez aprobada la IGP, a empresas de la comarca, ya que sería el consejo regulador el que determine quién puede entrar en ella. Por lo que piden «el veto a la aprobación europea del mollete antequerano como IGP», ya que estarían en contra «una decena de fabricantes que dicen representar el 85 por ciento de la producción del mollete y que actualmente dan trabajo a 80 personas».

Su malestar lo hacen partícipe también a la Diputación de Málaga «al contravenir la naturaleza del proyecto de la marca Sabor a Málaga que busca promocionar los productos de toda la provincia y no sólo de dos de los municipios». En FITUR de 2019, Juan Paradas, uno de los empresarios promotores de la IGP, explicó en Madrid que se trata de «un distintivo que da el Ministerio y Europa, por lo cual es público, abierto a todo el mundo que cumpla el pliego de condiciones. Antequera con sus polígonos incluidos y Fuente de Piedra. Realmente el mollete siempre ha sido de Antequera y no de la comarca».