Sucesos

Detienen a un hombre en Ronda por atacar a un policía con una navaja

Detienen a un hombre en Ronda por atacar a un policía con una navaja

Los agentes tuvieron que usar un escudo para protegerse y conseguir acercarse hasta el joven con el objetivo de desarmarle

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Solo en una semana ha sido detenido dos veces. Los arrestos se han producido en la casa de sus padres, a los que, supuestamente, amedrentaba para conseguir dinero. Las fuentes consultadas por este periódico han indicado que sus progenitores no habrían sido sus únicas víctimas, ya que en una de las ocasiones el sospechoso habría llegado a atacar con una navaja a uno de los policías nacionales que participaban en la intervención.

La primera de las actuaciones tuvo lugar el Miércoles Santo en la vivienda, situada en una de las calles del centro de Ronda. Hasta allí se desplazaron varias dotaciones durante la tarde después de que se diera el aviso a la Sala del 092 de que el sospechoso, un hombre de 30 años y con problemas de drogodependencia, había roto una orden de alejamiento y se había presentado en la casa de sus padres.

Fue el progenitor el que explicó a los agentes que habían acudido al lugar de los hechos que su hijo le había llegado a agarrar fuertemente del cuello para exigirle que le diera 20 euros. El sospechoso ya no se encontraba en la casa.

Por ello, los policías nacionales establecieron un dispositivo para tratar de localizarle. Registraban el edificio y las inmediaciones de la vivienda, cuando tuvieron que acudir de nuevo rápidamente hasta la casa.

El padre del joven se había presentado en la comisaría asegurando de que su hijo había regresado a la vivienda. Dijo que estaba muy violento y que les había echado a él y a su mujer del piso.

La pareja de policías nacionales que se presentó en el domicilio observó que el sospechoso estaba en una de las habitaciones. No fue lo único de lo que se percataron los policías nacionales, quienes vieron que el joven tenía una navaja en la mano.

Amenazas de muerte

Mientras llegaban los refuerzos, los agentes intentaron convencer al sospechoso para que se entregara pero no obtuvieron resultado. Por ello, cuando sus compañeros se encontraban en la vivienda, entraron en la habitación rápidamente para reducir al individuo, que amenazaba de muerte a los agentes, así como con quitarse la vida.

Fue en el momento de entrar cuando el sospechoso se habría abalanzado sobre el primero de los policías nacionales que cruzó la puerta. Llevaba el arma blanca en la mano y, presuntamente, intentó clavársela al agente.

Sin embargo, éste iba protegido con un escudo. Además, inmediatamente actuaron sus compañeros consiguiendo reducir al sospechoso y desarmarle. Fue una rápida intervención de los agentes, que detuvieron al sospechoso acusado de los supuestos delitos de quebrantamiento de orden judicial y resistencia y desobediencia a agente de la autoridad.

Tras ser puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Ronda, el joven quedó en libertad, además de que la orden de alejamiento quedase retirada, siempre según han informado las mismas fuentes. Solo unos días después, ayer mismo, el sospechoso fue detenido de nuevo en la casa de sus padres, acusado de haber agredido a su madre tras exigirle dinero.

Cuestionada al respecto, la responsable del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Andalucía, Mariló Valencia, ha felicitado a sus compañeros por la intervención. Aun así, ha querido aprovechar la ocasión para criticar la falta de medios, como el millar de chalecos que aún faltan en la provincia de Málaga o la necesidad de una pistola táser para este tipo de casos. También, ha insistido, es necesario aumentar la plantilla.