Detenido un monitor de un centro escolar de Antequera acusado de abusos a un menor

Vista de Antequera. /SUR
Vista de Antequera. / SUR

El arrestado se encargaba de cuidar a los estudiantes internos que duermen en las instalaciones

JUAN CANO , ALVARO FRÍAS y ANTONIO J. GUERREROMálaga

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a un hombre acusado de abusar sexualmente de un menor de edad. Según han confirmado las fuentes consultadas por este periódico, el arrestado es un monitor del Colegio de los Salesianos de Antequera en el que se encuentra el denunciante.

En concreto, siempre según las mismas fuentes, el detenido era un cuidador encargado de los menores que se encuentran internos y duermen en las instalaciones del centro.

Hace unas semanas, después de que se interpusiera la denuncia, los policías nacionales procedieron a la detención del sospechoso por su presunta implicación en un delito contra la libertad e indemnidad sexual.

Según han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), tras ser puesto a disposición judicial, le tomó declaración el Juzgado de Instrucción 2 en funciones de guardia, que lo dejó en libertad provisional bajo fianza investigado por abusos sexuales. El Juzgado se inhibió a favor de Instrucción 3.

Al parecer, según profesionales del centro, la Policía Nacional se presentó en el colegio y detuvo al denunciado, siendo puesto a disposición judicial.

Desde el centro donde sucedió la detención, apuntan que desconocían la denuncia y que desde el primer momento están a disposición judicial y policial para esclarecer lo sucedido. Además, disponen de un comité de ayuda al menor, siendo «lo primeros interesados en aclarar lo sucedido». Fue una sorpresa para todo el colectivo de alumnos, monitores y profesores, ya que se enteraron de la denuncia tras la detención. Desde el centro insisten en que para trabajar allí siguen un «proceso de selección, buscando las titulaciones y cualidades educativas, pastorales, pedagógicas» y exigen «el certificado de no tener antecedentes sexuales, incluido con el detenido».

El investigado llevaba tres años trabajando puntualmente sustituyendo a personal del centro y casualmente, el mismo día de la detención, acababa su último contrato.

En un comunicado realizado por la dirección del centro educativo apuntan que la primera preocupación «es la protección de todos sus menores y el deseo de llegar a esclarecer la verdad de cualquier incidente que en él se produzca. Hasta la fecha de la detención no se había tenido ninguna noticia sobre un posible caso contra la integridad de nuestros menores».

Desde el centro «rechaza tajantemente cualquier tipo de conducta que pueda atentar contra la integridad de los destinatarios de su misión, y sigue trabajando por su protección y bienestar. Desde el primer momento «la inspección educativa ha sido informada puntualmente del desarrollo de los acontecimientos y hemos seguido sus indicaciones. Manifestamos nuestro respeto por la investigación judicial en marcha, y también respetamos el principio de presunción de inocencia».

 

Fotos

Vídeos