Denuncian la agresión de un preso a un funcionario de la cárcel de Alhaurín al que mordió la oreja

Cárcel de Alhaurín de la Torre. /Ñito Salas. Archivo
Cárcel de Alhaurín de la Torre. / Ñito Salas. Archivo

Desde el sindicato UGT aseguran que el reo también golpeó en la cabeza con las esposas a otro trabajador y que otra empleada resultó lesionada en los hechos

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

Desde el sindicato UGT han informado de que, en el pasado turno de noche, un preso de la prisión de Alhaurín de la Torre ha agredido a dos funcionarios. En concreto, han explicado que, sin mediar palabra, el reo se abalanzó sobre el empleado público mordiéndole en la oreja, tras lo que golpeó con las esposas al jefe de servicios en la cabeza. En este caso, otra trabajadora resultó lesionada en el tobillo y presenta una lesión en la espalda.

Los hechos tuvieron lugar en el departamento de ingresos. Siempre según han indicado desde el sindicato, el supuesto agresor es un interno en regresión de grado procedente del Centro de Inserción Social Evaristo Martín Nieto de Málaga, muy violento y presuntamente con patología psiquiátrica.

En cuanto a los funcionarios, dos de ellos se encuentran con fuerte dolor de cabeza, hematomas y uno de ellos con un persistente zumbido de oído. Además, han asegurado que la rápida intervención de otros trabajadores permitió reducir al interno. Los tres funcionarios atacados fueron atendidos en la enfermería del centro penitenciario y derivados a un centro hospitalario de Málaga.

Desde UGT-PRISIONES han querido destacar la profesionalidad de los funcionarios involucrados en esta grave agresión y han deseado su pronta recuperación. Asimismo, han denunciado la falta de personal y de seguridad en el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre: «Esta circunstancia se repite en la mayoría de prisiones de nuestro país, donde se vive un conflicto laboral colectivo sin precedentes sin que el Ministerio del Interior quiera sentarse a negociar una mejora en las condiciones de trabajo de los profesionales penitenciarios».