Las cuidadoras de la dependencia de Cártama convocan huelga indefinida

Durante la huelga, las trabajadoras se manifestarán frente al Ayuntamiento. /Fernando Torres
Durante la huelga, las trabajadoras se manifestarán frente al Ayuntamiento. / Fernando Torres

El Ayuntamiento y la empresa se atribuyen mutuamente la responsabilidad del conflicto, que afectará a más de 150 usuarios

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Las trabajadoras encargadas de los cuidados a la dependencia de Cártama han convocado un día de huelga ante el conflicto laboral que se lleva gestando en los últimos meses. Se trata de 65 empleadas que a las que se le debe la nómina de septiembre y no saben si cobrarán la de octubre (la empresa puede liquidar el pago hasta el día quince de este mes). Precisamente ese día es el que comenzará la huelga indefinida, que estaba programada para el próximo martes pero se ha retrasado para poder establecer apropiadamente los servicios mínimos, según explica Juan Carlos Navas, responsable de la sección de sanidad privada de Comisiones Obreras, sindicato que está gestionando una movilización que afectará a más de 150 usuarios.

Navas explica que además de no acudir a los puestos de trabajo, las trabajadoras se manifestarán a las puertas del Ayuntamiento, acción para la que ya han solicitado la autorización pertinente a la Subdelegación del Gobierno en Málaga. Además, Navas añade que desde el sindicato han denunciado a la empresa ante la Inspección de Trabajo por «irregularidades en las condiciones laborales».

La compañía que ganó el concurso público y gestiona el servicio, Rondalavi, asegura a SUR que el Ayuntamiento retrasa las facturas una vez están preaprobadas, por lo que no tienen fondos para pagar las nóminas. Una portavoz de la empresa explica que han intentado reunirse con los responsables municipales para resolver el conflicto, pero que no les han atendido de forma presencial. «El pliego de condiciones era bajísimo y estamos teniendo muchos problemas para pagar».

Sin embargo, la versión del Ayuntamiento es diametralmente opuesta. La concejala de Bienestar y Servicios Sociales, Isabel Sánchez, asegura que Rondalavi ha cometido irregularidades con la tramitación de las facturas, además de que se han tramitado incidencias por fallos en el servicio. «Hemos tenido innumerables reuniones en las que les hemos exigido mejoras y les hemos abierto tres expedientes». Desde enero no han podido pagarles con los fondos de la Junta porque las facturas no estaban bien tramitadas o necesitaban ser reescritas y ajustadas a los servicios prestados. Enero, febrero, marzo, abril y mayo se han liquidado con fondos municipales a la espera de que las facturas se redacten apropiadamente y se puedan enviar a la Junta, pero los meses de verano están en el aire. «Cuando pasen las facturas de forma apropiada pagaremos sin problemas, no tenemos ningún impedimento ni inconveniente», destaca Sánchez.

Este conflicto llega a pocos meses de que la concesión a Rondalavi finalice y haya que renovar el concurso. La sección cartameña de Podemos ha aprovechado la coyuntura para pedir al equipo de gobierno que sea el Ayuntamiento el que getione «directamente y sin intermediarios» el servicio. De esta forma, según la formación morada, el pago se haría de forma inmediata y bajo los estándares del propio Consistorio, además de que se tendría un control directo sobre el servicio, mejorando el resultado final y la atención a los usuarios.

El conflicto

Un mes sin cobrar
65 trabajadoras no han cobrado la nómina de septiembre y todavía no saben si recibirán la de octubre
La empresa
Rondalavi sostiene que el Ayuntamiento no paga las facturas porque las rechaza una vez preaprobadas
El Ayuntamiento
La concejalía de Servicios Sociales asegura que las facturas tienen incidencias y no se pueden tramitar