Las cuidadoras de Cártama desconvocan la huelga por impagos tras un acuerdo de última hora

La manifestación del jueves se ha cancelado. /F. T.
La manifestación del jueves se ha cancelado. / F. T.

Rondalavi se compromete a entregar las nóminas pendientes en los próximos días tras actualizar la facturación con el Ayuntamiento

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El complejo conflicto laboral que llevó a las 65 trabajadoras de cuidados a la dependencia de Cártama a convocar huelga indefinida empieza a desenredarse. Tras varias jornadas de intensas reuniones, la empresa concesionaria (Rondalavi), el Ayuntamiento y Comisiones Obreras han alcanzado un acuerdo que de cumplirse pondrá fin a la disputa. El paro estaba convocado para este jueves porque las empleadas no han cobrado aún la nómina de septiembre y la de octubre estaba en el aire, pero se ha suspendido.

Según fuentes del Ayuntamiento, el pasado jueves se celebró una reunión a tres partes. En el encuentro, la concejala de Servicios Sociales, Isabel Sánchez, ofreció una salida pacífica: si la empresa presentaba a lo largo del fin de semana las facturas acorde al concurso, se harían efectivos los pagos desde los fondos municipales para que Rondalavi pudiese liquidar las nóminas de septiembre y octubre. La condición: que las facturas estuviesen libres de incidencias (motivo que ha impedido hasta ahora su correcta tramitación). El sábado a las once de la noche comenzó a llegar la documentación y ayer, según la propia concejala, se ha verificado que todo está en orden y el Consistorio ya ha pagado los casi 48.000 euros correspondientes a junio que harán que las 65 trabajadoras reciban su nómina de septiembre.

En el acuerdo firmado, la empresa dispone de esta semana para efectuar los pagos. Si el viernes no han cumplido, se podría judicializar el proceso. Con respecto a la nómina de julio, que permitirá el cobro de octubre, la operación es similar: la compañía puede enviar la documentación en los próximos días y, si se ajusta a la normativa, el lunes de la semana que viene serán verificadas y el Consistorio emitirá la orden de pago.

Pese a que la huelga se ha desconvocado, las trabajadoras continúan en un «sinvivir», según relató una de las afectadas a SUR este lunes. Explica que muchas de ellas están teniendo problemas bancarios porque los recibos sin pagar «se acumulan» pese a que no han faltado ni una sola hora a sus puestos de trabajo. «Muchas somos madres de familias, algunas monoparentales, estamos en una situación muy complicadas, hay gente que no puede ni pagar el alquiler», asevera. Si todo sale bien podrán continuar con sus vidas y olvidar el episodio, pero estaban (y están) dispuestas a llegar hasta el final.

El conflicto

En todo momento, el Ayuntamiento de Cártama y Rondalavi se han culpado mutuamente de la situación. La directora de Rondalavi, Mercedes Demetrio, explica que pese a que el conflicto esté encauzado de forma temporal, el daño que ha sufrido la empresa y las trabajadoras es «irreparable».

 

Fotos

Vídeos