El carril bici y peatonal de Atalaya de Cártama se queda en el aire

Un vecino camina por la carretera que conecta Atalaya de Cártama con el núcleo principal. /SUR
Un vecino camina por la carretera que conecta Atalaya de Cártama con el núcleo principal. / SUR

Pese a que se aprobó por unanimidad se ha quedado sin partida presupuestaria. El PSOE ha pedido incluirlo en una enmienda, pero solo la redacción, no la ejecución

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La sensación de victoria entre los vecinos de la Atalaya de Cártama y Sierra Llana se está desinflando por momentos. La Consejería de Fomento se comprometió a finales de marzo a proyectar y ejecutar un carril bici y peatonal entre estos núcleos del municipio metropolitano, respondiendo a una década de trabajo vecinal y a dos años de intensa acción social en las calles y las redes sociales. Sin embargo, esa Proposición No de Ley (PNL) –aprobada por unanimidad en la comisión, compuesta por todos los partidos–, se quedó sin partida presupuestaria para 2019. Ahora, el PSOE, mediante la parlamentaria Beatriz Rubiño, ha presentado una enmienda para rescatar la propuesta, pero en este caso el texto solo menciona la redacción del plan de construcción, dejando en el aire, al menos a corto plazo, el compromiso.

Desde la plataforma vecinal que impulsa esta reivindicación, llamada Por una Cártama más sostenible, aseguran estar «esperando» respuestas de la consejería y de la delegación provincial de Fomento. De hecho, en una reunión que se produjo entre Junta y Ayuntamiento, el organismo autonómico se comprometió a trabajar de la mano con el local, ya que la carretera que necesita ser adecuada para el tránsito de personas es de titularidad regional.

A mediados de julio se conocerá si la enmienda a los presupuestos se aprueba, aunque los vecinos están visiblemente disgustados por el paso atrás que ha dado la administración es suficiente para sentirse despechados. En las cuentas oficiales de la plataforma en redes sociales, Por una Cártama más Sostenible han publicado varias críticas al respecto: «¿Para qué sirve una PNL si por unanimidad se acuerda una cosa? ¿Por qué no se hace o se hace a medias? Alguien que responda».

Los vecinos de los dos núcleos urbanos Atalaya de Cártama y Sierra Llana solo pueden acceder a los dos núcleos (Cártama y Cártama Estación) mediante vehículos. Día a día, cientos de personas caminan o van en bicicleta por el arcén de una carretera autonómica de escasa visibilidad. El escrito aprobado en la PNL establecía las pautas para hacer que ese trayecto fuese seguro y adecuado, mejorando la visibilidad y creando un trazado específico para el tránsito peatonal y en bicicleta.