Campillos inicia la segunda fase de la reconversión de su plaza de Abastos

Trabajos de la segunda fase. /SUR
Trabajos de la segunda fase. / SUR

El proyecto consiste en convertir el enclave en un centro de ocio gastronómico, punta de lanza del fomento turístico de la localidad

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El proyecto vio la luz en febrero de 2017. El Ayuntamiento de Campillos iniciaba los trabajos de la primera fase de uno de los proyectos más trascendentales del casco urbano de la localidad: la reconversión de la plaza de Abastos en un espacio múltiple dedicado al ocio gastronómico. Esta semana se ha iniciado la segunda fase de la acometida, un importante paso para conseguir el objetivo que persigue la concejalía de Empleo, Desarrollo Local, Turismo y Comercio:hacer del histórico edificio un lugar con más potencial que sea el epicentro del empuje turístico que se espera de Campillos.

Esta nueva fase de las obras que ahora comienza incluye la demolición integral de la cubierta inclinada del fondo norte del edificio, además del forjado de madera que la sustenta. Esta actuación permitirá la construcción de la nueva escalera y del ascensor que darán acceso a la planta primera, que podrá ser aprovechada como terraza de uso público, parte de la cual se encuentra ya ejecutada y terminada. Además, los operarios están trabajando ya en la tabiquería divisoria de los actuales puestos de venta de esa zona. Por otro lado, en este punto de las obras se llevará a cabo una nueva distribución de los puestos de venta para su transformación en puestos gastronómicos, además de la reorganización de los que ya existen con estas características.

Tal y como ha informado el Ayuntamiento a través de un comunicado, estos trabajos se desarrollarán enfocados en el fondo norte de la Plaza de Abastos y abarcarán una superficie de 118,40 metros cuadrados. El presupuesto para esta actuación asciende a 116.738,40 euros, de los que 72.638,36 euros serán financiados gracias al Programa Provincial de Obras Varias de Infraestructuras Municipales de 2017 de la Diputación de Málaga y los 44.100,04 euros restantes serán aportados por el propio Ayuntamiento. La finalización de los trabajos correspondientes a la segunda fase (que es la tercera en orden de ejecución) está prevista para finales de verano, si todo transcurre según lo planificado por la dirección de la obra.

En la primera fase primera fase de las obras se eliminó y reconstruyó la cubierta oeste del inmueble para evitar las filtraciones de agua y convertirla en terraza transitable. Este apartado contó con una inversión de 60.000 euros. Todavía quedan dos fases más para finalizar la reconversión total, por lo que habrá que esperar para el resultado final. De momento, los comerciantes de la zona, que desde el momento en el que se anunció el proyecto se mostraron de acuerdo, siguen valorando de forma positiva el avance de los trabajos.

Ahora mismo hay puestos de pescado carne y fruta, pero el interior del mercado adquirirá un funcionamiento más diverso, centrándose en modelos de ocio y consumo que cumulan éxito como el Mercado de la Plaza de la Merced o el de Atarazanas de la capital. En el momento de la presentación del proyecto, en enero de 2016, el concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Diego Lozano, dio las claves de esta iniciativa:«Actualmente, en muchos lugares de nuestro país están proliferando y teniendo una muy buena acogida espacios modernizados y reformados como centros de ocio gastronómicos». En su opinión, son proyectos «que crean empleo y facilitan y mejoran el desarrollo de los comercios aledaños, objetivo fundamental del desarrollo de la zona comercial abierta». «Desde el Ayuntamiento queremos aprovechar las posibilidades que ofrece esta infraestructura y el hecho de que existen puestos sin ocupar, por supuesto, respetando también y contando siempre con los negocios existentes en la actualidad en la Plaza de Abastos»