El Caminito del Rey reabrirá el martes con un nuevo recorrido de autobús lanzadera

Imagen del Caminito tras las lluvias /Ñito Salas
Imagen del Caminito tras las lluvias / Ñito Salas

La Diputación trabaja en la reparación en el acceso norte tras verse afectadas por las lluvias del pasado fin de semana

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

El Caminito del Rey lleva cerrado desde las tormenta del pasado fin de semana. La tromba de agua afectó levemente a la pasarela, de la que ya se se están eliminando los pequeños desprendimientos y estará operativa el próximo martes. No obstante, los corrimientos de tierra han afectado seriamente a la carretera del acceso norte, por lo que la Diputación Provincial de Málaga modificará el recorrido de los autobuses lanzadera para garantizar la posibilidad de que los visitantes dispongan de dicho servicio.

La diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, Marina Bravo, y el diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, han comparecido esta mañana para anunciar los cambios. Bravo ha destacado que tanto la pasarela como el nuevo centro de visitantes «han aguantado muy bien» el temporal y no hay que lamentar daños estructurales. «Tras un trabajo intenso de limpieza podremos abrir con total normalidad el martes de la semana que viene», ha apuntado. La diputado ha recordado que la lanzadera de autobuses no está relacionada con el Caminito, sino que es un servicio añadido. «Como solución alternativa, aquél que quiera que se le devuelva la entrada lo podrá hacer y para el que quiera seguir adelante, vamos a propiciar un sistema de cortesía pero que tendrá un recorrido más largo, ya que pasará por la carretera de Álora«.

Hasta ahora el recorrido en autobús duraba unos veinte minutos y con la modificación temporal se extenderá a «una hora y cuarto». Pese a ello, Bravo ha destacado que lo importante es que el servicio estará operativa. El importe del trayecto ascenderá a los cuatro euros. «Animo a aquél que quiera

Oblaré ha explicado que una de las carreteras perjudicadas es la de acceso desde Ardales al centro de interpretación y desde el mismo punto hacia el sur, (hacia el Chorro). Además, los accesos a Bobastro y la Cueva de Ardales están completamente inutilizables. «No nos podemos comprometer con fechas; los técnicos valoran un mínimo de treinta días de obra si va todo bien y no vuelve a haber lluvias persistentes», ha concluído.

Para recuperar las carreteras de la zona, la Diputación estima necesaria una inversión de cuatro millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos