Muere un bombero al ser arrastrado por la corriente en Campillos

Camión de bomberos donde iba el agente fallecido. / A. M. Romero

El camión en el que conducía volcó en torno a las dos de la mañana. El cuerpo ha sido hallado a seis kilómetros de donde se le perdió la pista

FERNANDO TORRES y ANTONIO M. ROMERO

El bombero desaparecido durante las labores de apoyo y salvamento llevadas a cabo en Campillos ha sido hallado muerto cerca de las 10 de la mañana. La Guardia Civil y efectivos de Protección Civil y del Consorcio Provincial de Bomberos habían activado su búsqueda desde la madrugada. Según fuentes del propio Consorcio, el camión en el que viajaba junto al resto del retén sufrió un accidente durante las primeras horas del operativo, y desde entonces no habían tenido noticias suyas. Las fuertes lluvias han dificultado las labores de búsqueda.

Al parecer, según fuentes cercanas al operativo de búsqueda, los bomberos que viajaban en el camión trataron de subirse al techo del vehículo cuando el desaparecido perdió agarre y fue arrastrado por la corriente. Su cuerpo ha sido hallado a unos seis kilómetros de donde se le perdió la pista.

Se trata de José Gil Gutiérrez, un bombero veterano del cuartel de Antequera, de donde es natural, y lleva trabajando en la localidad desde la creación del Consorcio Provincial de Bomberos entre los parques de Antequera y Coín. De 47 años, José Gil estaba casado y era padre de dos hijos. Según varios compañeros, que están «rotos de dolor», no recuerdan como un «apasionado» del salvamento. Empezó a trabajar en el cuerpo en cuanto se constituyó, pero antes fue voluntario de Protección Civil durante años.

Representantes de las diferentes administraciones implicadas en las labores de rescate durante estas lluvias se han reunido esta mañana en el parque de Bomberos de Antequera en una reunión técnica, durante la que han establecido un puesto de mando avanzado. La delegada del Gobierno, María Gámez; el subdelegado del Gobierno Andaluz, José Luis Ruiz Espejo; la consejera de Interior y Justifia, Rosa Aguilar; el presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo; el alcalde de Antequera, Manuel Barón y el responsable del Consorcio, Paco Delgado han comparecido de forma conjunta para confirmar de forma oficial la muerte del bombero.

Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha lamentado «profundamente» el fallecimiento del bombero. «José ha perdido la vida mientras trabajaba por ayudar a los demás. Nuestro más sentido pésame a su familia, amig@s y compañer@s». Asimismo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado su «más sentido pésame» a la familia. «Ánimo y apoyo a los afectados y a los efectivos de emergencias», ha publicado Sánchez en su cuenta de Twitter, en la que ha mostrado «toda su solidaridad» con los pueblos malagueños de Bobadilla, Campillos, Casarabonela, Teba y Ardales, «golpeados por las inundaciones».

Todos han expresado sus condolencias y Barón ha anunciado que la ciudad de Antequera guardará tres días de luto oficial en honor a «un antequerano que ha fallecido en acto de servicio». Bendodo ha explicado que en el momento en el que se supo de la desaparición de activó un «gran despliegue» compuesto por buceadores del Consorcio. Todas las administraciones han destacado el valor con el que los cuerpos de salvamento han trabajado durante la noche «sin descanso».

.

Salvador Salas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos