Asaltan tres veces en apenas dos meses la misma tienda de telefonía en Campillos

Los ladrones, en el momento de la huida, en uno de los robos. / SUR

Los golpes habrían sido perpetrados por una banda que estrella un coche contra el escaparate y que les ha robado, en total, casi 100 terminales

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Tres golpes seguidos, con una cadencia sospechosa y el mismo modus operandi: un grupo de encapuchados estrella un vehículo contra el escaparate, entran con grandes bolsas colgadas del hombro y arrasan con los artículos más valiosos. También coincide la marca del coche, un BMW robado. Y, lo que es peor, el establecimiento: una franquicia de The Phone House en Campillos. Una banda de 'aluniceros' la ha asaltado tres veces en menos de dos meses.

Para colmo, la tienda solo lleva abierta desde marzo. Dos amigas que nunca habían sido empresarias, pero que conocían el sector, decidieron embarcarse juntas en el negocio y abrir el único comercio de telefonía que hay en la localidad. «Y no íbamos mal. Ya tenemos nuestros clientes fijo, pero con esto... No hay manera de levantar cabeza, estamos desesperadas», comenta una de ellas.

Con «esto» se refiere a la visita por triplicado de los ladrones este verano. Siempre en domingo. La primera vez fue la tarde del 29 de julio, sobre las 19.40 horas. Tras empotrar el coche contra el escaparate de la tienda, los asaltantes sustrajeron unos 50 artículos, entre teléfonos móviles –todos de pantalla táctil– y tabletas. «Cuando me llamaron de la alarma, no tardé ni cinco minutos en ir a la tienda –cuenta una de las propietarias– y coincidí al llegar con la patrulla de la Guardia Civil, pero ellos [los cacos] ya se habían marchado». Les sobraron cuatro: ejecutaron el golpe en poco más de 60 segundos.

«No hay manera de levantar cabeza, estamos desesperadas», dice una de las propietarias

El 26 de agosto, también domingo, repitieron (los investigadores sospechan que se trata de la misma banda). Estrellaron un BMW contra la fachada y, en un visto y no visto, se llevaron otros 40 terminales de las mismas características. La indumentaria era muy similar a la del caso anterior. Ocultaban sus rostros con capuchas, llevaban guantes, botas altas, linternas y unas peculiares gafas que podrían ser de visión nocturna.

Imagen captada en el interior de un establecimiento.
Imagen captada en el interior de un establecimiento. / SUR

El tercero de los golpes tuvo lugar este domingo. Pero esta vez no han conseguido su objetivo: la mercancía ya no se queda en la tienda, al menos hasta que instalen –están en ello– una verja especial de seguridad para impedir los 'alunizajes', nombre con el que se conoce este tipo de robos en el argot delincuencial.

Los ladrones les han robado más de 24.000 euros en artículos de telefonía, aparte de los destrozos causados en el negocio. Reponer el escaparate les ha costado mil euros (a multiplicar por tres), aunque esta última vez les saldrá más caro porque, después de tres impactos, tendrán que cambiarles hasta el marco, además de la puerta del almacén, los expositores... «Le vamos a tener que poner dinero a esto. Estamos hundidas, sin ganas de nada. Pero, si no, ¿qué hacemos? Tenemos un contrato firmado con la franquicia por tres años, así que hay que seguir adelante. Aunque con mucha impotencia... », se lamenta una de las dueñas del negocio.

 

Fotos

Vídeos