Andalucía pidió ayuda al Estado y a la UME por un incendio en la zona en 2012

F

torres. Sesenta viviendas fueron desalojadas en las primeras horas. Varios municipios se vieron afectados y la Junta de Andalucía declaró el estado de emergencia 2 por la virulencia del fuego y la extensión de la superficie en activo. El suceso ocurrió en agosto del año 2012, un mes negro que todavía se recuerda en la comarca y que llevó al Gobierno Andaluz a pedir ayuda de emergencia al Estado y a la Unidad Militar de Emergencias.

Tal y como se recoge en la hemeroteca de este diario, el incendio se inició en unas condiciones meteorológicas adversas debido al fuerte viento cálido de terral registrado aquellos días en la provincia, acompañado de temperaturas elevadas.

La cercanía de la urbanización Barranco Blanco con las llamas obligó a activar el primer nivel de alerta, que se activa cuando se prevé que la evolución del fuego puede afectar a bienes no forestales.

Hasta la zona se desplazaron trece medios aéreos con base en las provincias de Málaga, Córdoba y Granada: cinco helicópteros de transporte y extinción, dos helicópteros de gran capacidad, tres aviones de carga en tierra, dos aviones anfibios y un avión de coordinación y vigilancia. En cuanto a medios terrestres desplazados al lugar, fueron movilizados un total de 99 efectivos, distribuidos en siete retenes, tres brigadas de refuerzo, cinco vehículos autobomba, cinco técnicos de operaciones y cuatro agentes de medio ambiente.

El fuego llegó a cubrir un frente de 40 kilómetros entre Monda y Calahonda (Mijas) y la UME tuvo que desplazarse para ayudar a los efectivos del plan Infoca a sofocar las llamas, que se cobraron una víctima mortal, un ciudadano alemán de 54 años; lesiones a otras cinco personas (de las que dos resultaron heridas muy graves por quemaduras) y el desalojo de 6.500 vecinos de la zona.