Agricultura adelanta al 22 de abril los riegos agrícolas en el valle del Guadalhorce

Cultivo de huerta en el Guadalhorce /SUR
Cultivo de huerta en el Guadalhorce / SUR

La Junta destina 32,5 hectómetros cúbicos para toda la campaña de regadío, que se prolongará hasta el próximo 30 de septiembre

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Tras dos riegos no programados en enero y marzo debido a la falta de precipitaciones durante este invierno, los regantes de la comarca del Guadalhorce tendrán que esperar todavía hasta después de Semana Santa para volver a disponer de agua del sistema de los embalses de Guadalhorce, Conde de Guadalhorce y Guadalteba para poder regar con normalidad sus cultivos, aún cuando colectivos como la Asociación de Regantes de Málaga (APREMA), había pedido que estos se mantuvieran en el supuesto de que no se registraran lluvias suficientes. A pesar de todo, la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible ha reunido hoy a la mesa de regantes de la comarca, en la que han estado representadas las comunidades de regantes y las asociaciones agrarias (ASAJA, COAG y UPA), para comunicarles que esta año los riegos con recurso de los embalses se adelantarán al 22 de abril -el pasado año dieron comienzo el 10 de mayo-. Ello no ha impedido que colectivos como Aprema hayan expresado su malestar por entender que se ponen en riego la viabilidad de los cultivos de huerta y la floración de los cítricos. La Junta ha atribuido a cuestiones de tipo técnico la imposibilidad de adelantar aún más los riegos y al arreglo de unas averías, según han señalado Asaja y COAG. En opinión de las asociaciones agrarias y los regantes estas cuestiones tenían que haber sido comunicadas a los agricultores para que hubieran programado mejor sus cultivos.

El sistema del Guadalhorce destinará esta campaña de riego un volumen de 32,5 hectómetros cúbicos para riegos, unos dos más que en el año anterior. En 2018, la Junta destinó inicialmente al riego agrícola de la comarca 28 hectómetros cúbicos, aunque finalmente alcanzó los 30 al prolongar el riego hasta el 9 de octubre.

Los 32,5 hectómetos cúbicos se repartirán de la siguiente manera: 1,5 en Abril, 5 en mayo, 6 en junio, 7 en julio, otros 7 en agosto y 6 en septiembre.

Aunque los responsables del sistema no descartan la posibilidad de ampliar nuevamente los riegos hasta parte octubre, los agricultores de la comarca llevan años reivindicando poder regar con agua de los embalses todo el año y no sólo en verano.

Los tres pantanos del Guadalhorce cuentan con unas reservas de 321,67 hectómetros cúbicos, frente a los 236 de hace un año. El embalse que más agua almacena actualmente es el del Guadalteba (144,55 hectómetros cúbicos), seguido del de Guadalhorce, que tiene 117,55 hectómetros cúbicos, y Conde del Guadalhorce, 59,57. Todos se encuentran por encima de hace un año, motivo por el cual muchos agricultores han adelantado los cultivos de huerta pensando que iban a poder regar antes. La reservas hídricos de la provincia superan los 616 hectómetros cúbicos, un 64% más que hace un año (394 hm3).

Los regantes del Guadalhorce tuvieron en enero pasado un riego extra y otro posteriormente en marzo después de que los solicitaran por la falta de lluvias. La comarca del Guadalhorce cuenta con 10.000 hectáreas de regadío.

La reunión mantenida hoy es la primera que se celebra desde hace un año para analizar la programación de los regadíos. Además es la primera también que mantiene este órgano con el nuevo delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible, Fernando Fernández Tapia.

Temas

Málaga