Abierto al caer el sol

Los amantes de la Peña de los Enamorados protagonizan las visitas teatralizadas de las noches de verano en el Castillo. /Antonio J. Guerrero
Los amantes de la Peña de los Enamorados protagonizan las visitas teatralizadas de las noches de verano en el Castillo. / Antonio J. Guerrero

Los Dólmenes, El Torcal, la Alcazaba y la Peña de los Enamorados abren de noche durante el verano con actividades y visitas teatralizadas

Antonio J. Guerrero
ANTONIO J. GUERRERO

Tras pasar el día en la arena o piscinas de la costa malagueña, ¿qué hacer por las noches? Antequera ofrece una alternativa monumental, abriendo las puertas de sus lugares más pintorescos con vistas al anochecer, secuencias teatralizadas o rutas de senderismo. Bajo la denominación de 'Luz de Luna', del 14 de junio al 14 de septiembre, la Ciudad Patrimonio Mundial de la Unesco por el Sitio de los Dólmenes vuelve a ofrecer su programa de visitas nocturnas con medio centenar de propuestas.

Para empezar, los dólmenes de Menga y Viera abren sus puertas todos los jueves de 20 a 21 horas con visitas guiadas y espectaculares vistas de cómo se pone el sol en el entorno arqueológico. Como novedad este año, el centro también propone la subida a la Peña de los Enamorados al atardecer, pasando de estar a pie del peñón hasta llegar a su cima, en una aventura de cinco horas (actividad prevista un día al mes: 22 de junio, 13 de julio, 10 de agosto y 7 de septiembre).

Y completando el círculo de la Unesco, El Torcal de Antequera ofrece observaciones astronómicas los martes, viernes y sábados. Ruta de los ammonites al atardecer los lunes, jueves y domingos desde el Centro de Visitantes Torcal Alto. Y como atracción para los jóvenes, fiesta clandestina los días 17 y 26 de junio, 17 de julio, 1 y 28 de agosto, en los que se podrá disfrutar del ocio y de la naturaleza a la vez.

Visitas teatralizadas

Tras los lugares destacados del Sitio de los Dólmenes, es el recinto amurallado de la ciudad, el que ofrece los más llamativos recursos turísticos para atraer al visitante. En el interior de la Alcazaba, un grupo de actores recrea capítulos de la historia de la ciudad con personajes de época, como los amantes de la Peña de los Enamorados. Tello y Tagzona son dos jóvenes enamorados del siglo XV, que protagonizan una historia de amor dramática con desenlace fatal, un suceso que dio nombre a la célebre peña que lleva su nombre.

Ya en el casco histórico, el programa ofrece una ruta de palacios y conventos los jueves, mientras que las iglesias se pueden conocer los viernes. Y para quienes quieran ir cómodamente en un microbús eléctrico, podrá recorrer la ciudad con vistas panorámicas de jueves a sábado. Son las diferentes formas de conocer Antequera, antes de apostar por sus terrazas en plazas y alamedas o por quedarse a dormir y conocer su gran vida nocturna.