A-373: así es una de las carreteras más deterioradas de la Serranía de Ronda

El estado del firme supone una dificultad añadida para los conductores. :: v. m. /
El estado del firme supone una dificultad añadida para los conductores. :: v. m.

Usuarios demandan el arreglo de la vía, llena de baches, que cuenta con 70 kilómetros y une la comarca con la Sierra de Cádiz

VANESSA MELGAR

La Serranía de Ronda no puede presumir de carreteras. La comarca arrastra un déficit histórico en esta materia que se ha intentando paliar en los últimos tiempos, con distintas actuaciones, unas llevadas a cabo y otras, de momento anunciadas, pero la asignatura sigue estando pendientes. La difícil orografía que, por otro lado, regala un patrimonio natural de gran valor, complica la tarea de articular grandes vías de comunicación, aunque ésta no es imposible. Ronda, cabecera de la Serranía con más de 20 municipios, es la única población de su categoría que no cuenta con una conexión por autovía. La situación dificulta la llegada de empresas y el desarrollo económica de la comarca rondeña que pierde población año tras año.

En la red viaria serrana, la A-373, que conecta la Serranía con la Sierra de Cádiz, con alrededor de 70 kilómetros, es una de las vías más deterioradas de la zona, uno de los grandes ejemplos del citado déficit. Tiene su origen en el término municipal de la localidad gaditana de Villamartín, en la intersección con la A-384, y finaliza en la A-369, en el término de Algatocín. Popularmente se la conoce como la Villamartín-Gaucín, ya que esta última población se sitúa a pocos kilómetros de Algatocín y supone el acceso de la zona a la Costa del Sol.

«El trayecto es uno de los más peligrosos que conozco. Es increíble. Es una aventura pasar por esta carretera, llena de baches. Hay que circular a poca velocidad», denunció uno de los usuarios de esta carretera, a la que se refirió como «un infierno». También llamó la atención sobre el deterioro que sufren los vehículos. Otro conductor mantuvo: «Deberían arreglarla, nosotros pagamos nuestros impuestos para, entre otras muchas cosas, tener carreteras dignas... parece el Tercer Mundo», expresó, indignado.

Desde hace años, son muchos los vecinos que vienen reclamando la mejora de esta vía. Recientemente, los alcaldes de Gaucín, Cortes de la Frontera y Ubrique, ya en Cádiz, Pedro Godino, José Damián García e Isabel Gómez, respectivamente, se han unido en este sentido con la intención de reivindicar el arreglo: «La intención es crear una plataforma entre los afectados», expresó Godino, que añadió: «Está hecha polvo esa carretera». La regidora ubriqueña ya puso el acento en que la mejora de esta vía supondría, a su vez, la mejora de la conexión de Ubrique, en el que destaca el sector de la piel, trabajada artesanalmente, y sustentado por las grandes firmas de lujo de bolsos, con la Costa del Sol.

La Gaucín-Manilva, otra

Junto a la A-373, la A-377, entre Gaucín y Manilva, entre la Serranía de Ronda y la Costa del Sol (conecta con la A-7 y la AP-7) es el otro exponente del mal estado de las carreteras de la comarca. También está llena de baches, irregularidades, hundimientos y demás desperfectos que puede sufrir una carretera.

En este sentido, desde la consejería de Fomento de la Junta de Andalucía se ha anunciado que las obras de mejora comenzará este mes, con un presupuestos de 4,34 millones de euros. Los trabajos han sido adjudicados a las empresa Masfalt y contarán con un período de ejecución de 18 meses. Se estima que esta carretera cuenta con alrededor de 1.500 usuarios al día.

En enero también Fomento prevé reiniciar, con unos tres millones, los trabajos de la variante de Arriate, una carretera de nueva construcción cuyas obras se paralizaron hace seis años. En Genalguacil, igualmente, hay que destacar que la Diputación destinó 1,2 millones a finalizar los 3,5 últimos kilómetros que han completado la MA-8302, desde Genalguacil hasta Peñas Blancas, desde el Valle del Genal a la Costa del Sol. Hay, por desgracia, más ejemplos de carreteras en la Serranía que necesitan inversión, como la de Benaoján, que da acceso a la Cueva del Gato, entre otras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos